Gastos de envío gratis a partir de 59€ 

0 Total 0,00 €
 x 

El carro está vacío!

En nuestra tienda
plg_search_categories
plg_search_contacts
En nuestra web
plg_search_newsfeeds
En nuestro blog
plg_search_tags

dudas lastablas

Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

¿sabes cómo elegir uno efectivo?

¿sabes cómo elegir uno efectivo?

Hoy en día los médicos hacen cada vez más hincapié en la necesidad de utilizar protectores solares para la piel. Pero, ¿sabes cómo elegir uno efectivo?

 

Un estudio reciente de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad de Northwestern en Chicago concluyó que para muchos estadounidenses la información en las etiquetas de los filtros solares es hoy en dia a tener en cuenta a la hora de poderse la sol.

Muchos no sabemos lo que significa 30+spf o 20+spf..

El numero indica en tiempo que estamos protegido cuando nos exponemos al sol. Cuanto más alto es el SPF en el antisolar o protector, más largo es el periodo que te puedes exponer al sol sin que la piel se queme.

30+spf seria 30 minutos el tiempo que estamos al sol sin quemarnos. y a partir de ese tiempo empezaría nuestra piel a quemarse..

Mucho pensamos que el fotoprotección ayuda a no quemarse y no ponerse moreno, eso no es asi.

Ayuda a que nuestra piel  no sea dañada por los rayos del sol, y a la vez a tomar el sol un color en nuestra piel morena y que no sea de tonalidad roja.

El problema es que hay dos tipos de rayos ultravioletas (UV) con distintos efectos en la piel:

  • UVA: Alcanza totalmente la superficie terrestre; broncean de inmediato, pero su resultado es poco duradero. Tienen la capacidad de atravesar el vidrio y penetran hasta las capas más profundas de la dermis, donde generan radicales libres que provocan alteraciones celulares y causan el envejecimiento prematuro de la piel (arrugas, manchas y falta de elasticidad), además de provocar cáncer.
  • UVB: Penetran menos que los UVA, pero son más reflejantes; 90% es bloqueado por el ozono y por el oxígeno de la atmósfera y como son más energéticos resultan más dañinos para la biósfera. El daño más grave en el cuerpo es que queman el tejido.

Pero ambos tipos son potentes factores de riesgo del cáncer de piel.

El sol emite diferentes tipos de radiaciones, entre las que hay que destacar los rayos ultravioleta y los infrarrojos, responsables de efectos beneficiosos y perjudiciales sobre la piel. Existen dos tipos de radiaciones ultravioleta que llegan hasta la superficie de la piel, las B (UVB) caracterizadas por una longitud de onda entre 290 y 320 nm y las A (UVA) con una longitud de onda entre 320 y 400 nm. Las UVB son las radiaciones de mayor energía pero penetran poco en la piel. Son responsables del eritema o enrojecimiento y desencadenan el proceso del verdadero bronceado. Las UVA poseen menor energía, pero penetran más profundamente en la piel, son responsables de la aparición de la pigmentación inmediata, juegan un papel esencial en el desencadenamiento de las alergias solares, de las reacciones fototóxicas y a largo plazo del fotoenvejecimiento de la piel. Las radiaciones infrarrojas, con una longitud de onda superior a 760 nm, producen un efecto calórico y parece que pueden potenciar los efectos negativos de las UVB y UVA. La exposición inadecuada al sol puede provocar insolaciones, quemaduras, envejecimiento prematuro de la piel, alteraciones del sistema inmunitario, afecciones oculares y cáncer de piel. Para evitar estos efectos adversos se ha 

desarrollado un tipo especial de productos cosméticos, los protectores solares o fotoprotectores.

Además de elegir un protector solar que proteja su piel de los dos tipos de rayos dañinos, hay una serie de otras medidas que puede tomar para reducir el riesgo de daños en la piel por efecto de los rayos solares.

Aplicarlo 30 minutos antes de salir al aire libre para obtener mejores resultados. Esto le da tiempo a la piel para absorber el bloqueador.

Volver a aplicarlo cada dos horas o después de cada baño en la piscina o el mar.

Limitar la exposición al Sol, especialmente al mediodía, cuando los rayos del sol son más fuertes.12h a 16h

Si es inevitable estar afuera al mediodía, es recomendable un poco de sombra, como un paraguas o un árbol. Aplicar también el fotoprotección, aunque estemos debajo de una sombra.

Cubrir el cuerpo con mangas largas, pantalones, un sombrero y gafas de sol siempre que sea posible.

 

Pero aparte de utilizarlo en la playa o en la piscina, los dermatólogos recuerdan que también hay que usarlo durante el invierno, ya que a pesar de que los rayos

ultravioleta B (UVB), los culpables de las quemaduras y del cáncer de piel, son de menor intensidad durante esta época del año, los efectos de los rayos UVA persisten.

 

 

Nosotros los farmaceuticos, cuanto mas alta sea la proteccion mejor, te podras igual de morena pero estaras protegida del sol mas tiempo. 

En niños menores de 3 meses no exponerlos al sol, intentar en los paseos aplicar un fotoprotector fisico, que el bebe este muy muy protegido. ejemplo....avene filtro fisico

 

En personas mayores que tengan en cara no se recomienda la exposicion al sol, pero el dia a dia tenemos.....SUNSIMED AVENE

Valora este artículo del blog:
1
Caspa
Aceite de palma
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Jueves, 19 Julio 2018
Si desea registrarse, por favor rellene los campos de nombre de usuario y nombre.

Imagen Captcha

Menú móvil

pop up imagen

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.