Mocos amarillos.

Causas más comunes de mocos amarillos

Alguna vez, te has parado a mirar el contenido del pañuelo después de sonarte la nariz, te habrás dado cuenta de que la mucosidad no siempre es clara. Puede ser amarilla. En la farmacia recurrren a nosotros,muchas veces por su color de la mucosidad,te vamos a explicar,el porque del color de la mucosidad.

En general, cuando una persona comienza a experimentar el moco amarillo, es porque su cuerpo está tratando de luchar contra algún tipo de infección o virus.
Una cierta cantidad de moco se necesita para atrapar el polvo o bacterias que amenaza con causar problemas en la cavidad sinusal.
Las variaciones en el color del moco pueden mostrar que el cuerpo está sano y capaz de deshacerse fácilmente de una infección, o puede indicar la presencia de virus o bacterias comunes, como las que causan los resfriados o problemas sinusales. Muchas veces, una persona experimentará moco amarillo, verde, blanco, y marrón en algún momento de su vida. El color verde indica generalmente lo mismo que el amarillo, pero también puede indicar una infección respiratoria superior.


Causas


Algunas de las causas más comunes son las infecciones de los senos paranasales, los resfriados, la gripe y la bronquitis. Este color de moco también puede ser el resultado de una reacción alérgica a algo en el entorno de una persona. La sequedad en el aire o nasales pólipos también pueden causar mucosidad amarilla a desarrollar en algunas personas. En alguna ocasión, candida albicans puede provocar que se desarrolle esta sustancia en los pasajes nasales.

Cuando estamos enfermos, resulta muy importante observar el color de los mocos cuando sonamos la nariz o estornudamos muy fuerte, su tono puede ser una señal importante que nos indique la gravedad de la afección que estamos padeciendo. Por lo general, los mocos amarillos son un signo inminente de infección fuerte y son producto de la lucha que nuestro sistema inmune está ejerciendo para combatir el virus o las bacterias que puedan estar afectando al cuerpo.
Los mocos amarillos deben su color a su contenido en glóbulos blancos, responsables de eliminar bacterias y microorganismos para combatir la infección. Asimismo, este peculiar tono también es indicio de que aún falta un poco de tiempo para sanar por completo pero que no estás enfermo de gravedad y que, seguramente, al cabo de dos semanas tus mocos volverán a ser transparentes y disminuirán en cantidad.
Es posible que si presentas mocos amarillos también expulses flema al toser, esta sustancia también es un sistema de defensa del organismo para expulsar a través de la tos bacterias y partículas extrañas que puedan estar obstruyendo las vías respiratorias inferiores. Si tus mocos son amarillos es muy probable que tu flema también lo sea.

 

Tratamiento


Los resfriados, la gripe, y el aire seco pueden causar un moco amarillo. Muchas veces, beber más agua puede ayudar a una persona a deshacerse de una cantidad excesiva del mismo causados por estos temas. Ciertos medicamentos de venta libre pueden utilizarse para deshacerse de la congestión también. Los remedios a base de hierbas, tales como una inhalación de vapor, pueden ayudar a reducir la cantidad de moco amarillo que una persona desarrolla. 
Cuándo consultar a un médico
Las cantidades excesivas de moco que duran más de una semana pueden requerir la atención de un médico.
La flema se confunde a veces con moco, pero los dos son muy diferentes. El moco es producido en las cavidades nasales, los senos paranasales, el revestimiento de los bronquios, el revestimiento de la tráquea y el revestimiento de los bronquiolos. La flema, sin embargo, sólo se produce en los pulmones de una persona. La tos con flema puede indicar un problema en el cuerpo.