Gastos de envío gratis a partir de 59€ 

0 Total 0,00 €
 x 

El carro está vacío!

En nuestra tienda
plg_search_categories
plg_search_contacts
En nuestra web
plg_search_newsfeeds
En nuestro blog
plg_search_tags

dudas lastablas

Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Codo de tenista (epicondilitis)

Codo de tenista (epicondilitis)

La epicondilitis, conocida también como codo del tenista, es una lesión caracterizada por dolor en la cara externa del codo, en la región del epicóndilo, eminencia ósea que se encuentra en la parte lateral y externa de la epífisis inferior del húmero. Es provocada por movimientos repetitivos de extensión de la muñeca y supinación del antebrazo, lo que ocasiona microrroturas fibrilares y reparación inadecuada de los tendones de los músculos que se originan en la región del epicóndilo, principalmente del tendón del músculo extensor radial corto del carpo.
Aunque es denominada codo de tenis o codo del tenista, no se restringe a los jugadores de tenis: cualquier persona que realice trabajos que impliquen movimientos repetidos de supinación del antebrazo y extensión de muñeca es susceptible de sufrir la afección.1
La epicondilitis recibe a veces el nombre de epicondilitis lateral, para diferenciarla de la epitrocleitis, también llamada epicondilitis medial o codo de golfista, en la que el dolor se localiza en la porción interna del codo.2
Por lo general se reconoce a Runge como el primero que describió esta dolencia en 1873.3 El término codo de tenista fue utilizado por primera vez en 1883 por Major en su trabajo "Lawn-tennis elbow"
Es provocada por movimientos repetitivos en los que se realiza la extensión de la muñeca, el estrés y la supinación del antebrazo, lo cual ocasiona una tendinitis que afecta los tendones de los músculos que se insertan en el epicóndilo: músculo extensor radial corto del carpo, músculo extensor común de los dedos, músculo extensor propio del meñique, músculo extensor cubital del carpo y músculo supinador corto. 6 Se acepta generalmente que el codo del tenis es causado por microtraumas repetidos. En los procesos agudos se han observado cambios inflamatorios, pero estos están ausentes si la lesión se hace crónica. En estas fases crónicas se habla de tendinosis, proceso degenerativo de las fibras del tendón. Esto podría explicar por qué los tratamientos con corticoesteroides tienen poco impacto en las etapas crónicas de la enfermedad.
La incidencia máxima de epicondilitis tiene lugar entre los 34 y 54 años. No se han demostrado diferencia en frecuencia entre hombres y mujeres, pero la lesión es más frecuente en el codo que corresponde a la mano dominante.7 Además existe una relación clara con ciertas actividades profesionales o la práctica de deportes de raqueta. En muchas ocasiones la epicondilitis se considera enfermedad profesional y está relacionada con la repetición continua de ciertos movimientos en algunas profesiones: pintores, trabajadores de la construcción, leñadores, mecánicos, carniceros, fontaneros, chapistas, tatuadores y carpinteros o ebanistas
CAUSAS
Aunque esta lesión puede venir provocada por un traumatismo directo sobre la zona, la mayoría de los casos tienen relación con movimientos de repetición relacionados con la actividad deportiva o también con la actividad laboral.
Las causas más importantes tienen relación con el gesto deportivo, con lo que un trabajo de entrenamiento y adiestramiento de cada uno de los movimientos implicados en la actividad es fundamental para prevenir la lesión.
El movimiento de revés es el que más implicación tiene, ya que partimos de una posición en la que el codo, la muñeca y los dedos están en flexión (éstos últimos haciendo prensa sobre la pala), y en esta postura la musculatura epicondílea se encuentra en máximo estiramiento. En el momento del golpeo de la bola se produce una contracción muy brusca y rápida de dicha musculatura y la repetición de este movimiento bola tras bola y día tras día facilita la aparición del problema, sobre todo si el gesto deportivo no es el más correcto.
Pero también tienen una gran implicación en el proceso los materiales con los que trabajamos en el desarrollo de la actividad deportiva, y su influencia puede ser muy importante:
Una pala inadecuada para nuestro nivel, altura, peso, constitución, etc.
Un reciente cambio de pala.
Una empuñadura demasiado gruesa o demasiado fina.
La colocación incorrecta del grip de la empuñadura.
Una bola inadecuada o en condiciones diferentes a las que estamos acostumbrados (lluvia, frío intenso).
Cambios recientes en los tipos de entrenamiento.
Y definitiva, cualquier cosa que pueda hacer variar nuestras sensaciones normales durante el golpeo de la bola y que nos haga variar la calidad de nuestro gesto deportivo.
Comentábamos previamente que la repetición de movimientos es la causa más importante en estos procesos, con lo que hay que tener en cuenta que aunque todo el material que utilicemos sea el correcto, nuestro gesto deportivo sea perfecto y todas las condiciones requeridas sean idóneas, durante la actividad estamos constantemente repitiendo una serie de movimientos, y que dicha repetición por sí misma provoca tensiones y sobrecargas que si no prestamos atención pueden derivar en este tipo de patologías.
¿Qué es el codo de tenista?
El codo de tenista o epicondilitis es un dolor en la región externa del codo probablemente causado por el uso repetido y forzado de los músculos de la zona.

El dolor producido por la epicondilitis no sólo afecta a jugadores de tenis; también está originado por otros deportes y por trabajos o aficiones que implican movimientos repetitivos.
Los músculos que estiran los dedos y la muñeca se originan en un pequeño saliente óseo en la parte externa del codo (epicóndilo). En la epicondilitis, el dolor está concentrado alrededor de esta área y puede, en ocasiones, irradiarse a la parte superior del brazo o hacia abajo por la parte externa del antebrazo.
El dolor está causado por pequeñas roturas en el tejido conectivo que sujeta el músculo al hueso. Este tejido se irrita y se inflama, provocando hinchazón en el área.
Este problema se da más frecuentemente en personas mayores de cuarenta años y afecta a las mujeres con mayor frecuencia que a los hombres.
A veces cicatriza de forma espontánea pero en algunos casos el dolor puede durar hasta más de cinco años.
¿Cómo se trata?
• En muchos casos mejora por sí mismo, con reposo y algún anti-inflamatorio (recuerde que lo debe prescribir el médico)
• La fisioterapia, incluyendo ultrasonidos, puede mejorarlo
• Los casos resistentes requerirán una intervención quirúrgica.
¿Qué causa esta enfermedad?
No sólo afecta a jugadores de tenis; está originado también por otros deportes y por trabajos o aficiones que implican movimientos repetitivos.
Los movimientos en los que el codo está doblado mientras que se agarra algo con fuerza, como por ejemplo una raqueta o una herramienta son las causas más frecuentes del codo de tenista.
¿Qué síntomas produce el codo de tenista?
Empieza generalmente con un dolor en la parte lateral del codo que aumenta de forma gradual. Duele si alguien presiona en este área y si se flexiona el codo contra resistencia, dolerá alrededor del relieve óseo en la parte exterior del codo. Hay veces que el dolor se irradia hasta la parte superior del brazo y hacia abajo a lo largo de la parte externa del antebrazo.
Pruebas más frecuentes
• Escáner (o TAC)
• Rayos X
• Resonancia magnética
Puede haber una sensación de debilidad en la muñeca que haga difícil el realizar las tareas que requieran fuerza en la mano.
¿Qué puede hacerse en casa?
Al principio, el dolor se puede aliviar aplicando sobre la zona dolorida una bolsa de hielo envuelta en un paño para evitar el contacto directo sobre la piel. La bolsa de hielo se puede aplicar de 20 a 30 minutos cada vez, y repetir tras un intervalo de una hora aproximadamente.
El brazo debe descansar y debe evitarse cualquier movimiento que provoque el dolor.
Unos ejercicios de estiramiento pueden ayudar. La muñeca debe flexionarse todo lo que se pueda hacia abajo, manteniéndose la mano hacia abajo con la ayuda de la otra mano. El codo se estira por completo y el antebrazo se gira hacia adentro de modo que la punta de los dedos apunte hacia el lado. El estiramiento se debe mantener durante unos 15 segundos y repetirse después de un breve intervalo. Esto debe repetirse varias veces al día.
Los vendajes y las coderas especiales para epicondilitis que pueden comprarse en muchas tiendas de deportes ayudan ocasionalmente.
Un médico o un fisioterapeuta pueden ofrecer más información sobre ejercicios específicos.
¿Cómo diagnostica el médico?
El médico llega a este diagnóstico escuchando las descripción de las quejas del paciente y haciendo una exploración del brazo.
El codo de tenista, por sí mismo, no puede verse en radiografías, pero en algunos casos puede ser necesario obtenerlas para descartar posibles lesiones en el interior de la articulación del codo.
El médico examina si el área alrededor del codo está dolorida presionándola. También comprueba si la flexión resistida del codo produce dolor.
Es importante que el médico descarte que el cuadro esté provocando por la presión en un nervio. En algunos casos más raros pueden existir otras causas de dolor en el codo y éstas deben descartarse también.
¿Cómo se trata la enfermedad?
En muchos casos mejora por sí misma, sin más tratamiento que el de descansar el brazo y quizás tomar algún antiinflamatorio.
La fisioterapia, incluyendo ultrasonidos, es efectiva en numerosas ocasiones. Si los síntomas no se resuelven, se puede intentar una infiltración local con corticoides y anestésicos.
En los casos resistentes puede ser necesario operar para liberar el tendón del hueso.
Un estudio reciente muestra que el bótox puede paliar el codo de tenista.
Medicación
Los antiinflamatorios no esteroideos pueden reducir el dolor y la inflamación. Hay muchos tipos disponibles que se pueden adquirir sin receta. Utilizar el brazalete de epicondilitis,existen muchos tipos,con codera y sin codera.Solo el brazalete....cuando se realice el deporte.Padel tenis golf....etc, se aconseja poderse la bamda de epicondilitis.

 

 

Valora este artículo del blog:
1
Las manchas blancas en la piel causadas por el sol
CONSEJOS PARA LA PIEL ATÓPICA
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Jueves, 13 Diciembre 2018
Si desea registrarse, por favor rellene los campos de nombre de usuario y nombre.

Imagen Captcha

Menú móvil

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.