Gastos de envío gratis a partir de 59€ 

0 Total 0,00 €
 x 

El carro está vacío!

En nuestra tienda
plg_search_categories
plg_search_contacts
En nuestra web
plg_search_newsfeeds
En nuestro blog
plg_search_tags

dudas lastablas

Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

ÁCIDO HIALURÓNICO

ÁCIDO HIALURÓNICO

Qué es el ácido hialurónico.


El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra en numerosos tejidos y órganos de nuestro cuerpo como, por ejemplo, en el tejido conectivo que sostiene la columna vertebral, en los cartílagos, en el líquido sinovial de las articulaciones o en nuestra epidermis.

Fórmula orgánica estructurada restiaid-del- ácido- hialurónico. Su fórmula empírica es (-4GlcUAβ1-3GlcNAcβ1)n.


El ácido hialurónico (AH) es un polisacárido del tipo de glucosaminoglucanos con enlaces β, que presenta función estructural, como los sulfatos de condroitina. De textura viscosa, existe en la sinovia, humor vítreo y tejido conjuntivo colágeno de numerosos organismos y es un importante glucosoaminoglucano en la homeostasis articular.1 En seres humanos destaca su concentración en las articulaciones, los cartílagos y la piel. En un hombre medio de 70 kilogramos de peso puede haber una cantidad total de 15 gramos de ácido hialurónico en su cuerpo, y un tercio de éste se degrada y sintetiza cada día.2
Está constituido por cadenas de carbohidratos complejos, en concreto unos 50 000 disacáridos de N-acetilglucosamina y ácido glucurónico por molécula. y deriva de la unión de amino azúcares y ácidos urónicos. Esta cadena se sitúa formando espirales con un peso molecular medio de 2 a 4 millones. Presenta la propiedad de retener grandes cantidades de agua y de adoptar una conformación extendida en disolución, por lo que son útiles a la hora de acojinar o lubricar. Estas propiedades se consiguen gracias al gran número de grupos OH y de cargas negativas de esta molécula, lo que permite, por el establecimiento de fuerzas de repulsión, que se conserven relativamente separadas entre sí las cadenas de carbohidratos.


Algunas bacterias patógenas desarrollan hialuronidasa convirtiéndose en un factor de virulencia ya que esta enzima hidroliza el ácido hialurónico de la matriz extracelular.
Es recomendable que incorporemos estos alimentos en nuestra dieta. El ácido hialurónico es una molécula que se encuentra en nuestro organismo, siendo nuestra piel el punto donde mayor concentración encontramos (aproximadamente un 50%), aunque también lo encontraremos en las articulaciones y en los cartílagos.
Su uso en cosmética, el sector de mayor demanda, se conoce desde 1996, aunque cubre múltiples necesidades. El ácido hialurónico posee la capacidad de retener el agua en un porcentaje equivalente a miles de veces su peso. Es por ello que se emplea para hidratación de la epidermis ya que reconstituye las fibras que sostienen los tejidos de la piel. Dando una mejor forma a la piel.
El ácido hialurónico se utiliza ahora comúnmente como un ingrediente en productos cosméticos debido a sus propiedades hidratantes, especialmente en el tratamiento de arrugas faciales.
Un estudio publicado determina que tiene un efecto positivo en el envejecimiento intrínseco, aquel que se produce por el mero transcurso del tiempo, y también en el envejecimiento extrínseco, producido por factores medioambientales externos.

Queda probado que el ácido hialurónico es responsable de mantener los niveles de humedad de la piel, ya que posee la propiedad de retener agua.
El estudio indica que hay que profundizar en conocer los procesos de interacción del ácido hialurónico en las diferentes capas de la piel , así como con otros componentes cutáneos. El estudio indica que esta información será clave para desarrollar productos cosméticos de calidad y eficacia, que estuvieran compuestos por esta molécula.
También se ha potenciado su uso en tratamientos estéticos no invasivos, en especial en tratamientos de relleno y aumento de volumen mediante infiltraciones.

Efectos a medio y largo plazo

En el experimento de la Universidad de Míchigan se inyectó ácido hialurónico a varias voluntarias y un placebo a otro grupo, en varios puntos de uno de los antebrazos.

Colágeno. El ácido hialurónico no sólo ocupa el lugar de esta proteína cuando se ha perdido, sino que además estimula su producción.
Un equipo de investigadores de la Universidad de Míchigan seleccionó un grupo de voluntarias sanas con una media de edad de 74 años y una piel aceptable, y les inyectaron ácido hialurónico en varios puntos de uno de los antebrazos. En el otro, las participantes recibieron únicamente suero salino como placebo.. Transcurridas unas cuatro semanas realizaron una biopsia que repitieron a los dos meses y medio para evaluar el estado de la piel de las mujeres. El ácido hialurónico había ocupado el hueco que había dejado el colágeno perdido, como venía siendo de esperar, pero además estimuló la producción de esta proteína cutánea mediante el esponjamiento de los fibroblastos. Este doble efecto explica por qué los efectos del ácido hialurónico son acumulativos y se notan más pasado entres seis meses y un año desde las inyecciones

 

ACIDO HIALURONICO  PRUEBALO

 

Valora este artículo del blog:
1
VIERNES SÁBADO
QUE ES LA CELULITIS
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Miércoles, 14 Noviembre 2018
Si desea registrarse, por favor rellene los campos de nombre de usuario y nombre.

Imagen Captcha

Menú móvil

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.