Gastos de envío gratis a partir de 59€ 

0 Total 0,00 €
 x 

El carro está vacío!

En nuestra tienda
plg_search_categories
plg_search_contacts
En nuestra web
plg_search_newsfeeds
En nuestro blog
plg_search_tags

dudas lastablas

Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Cólico nefrítico

Cólico nefrítico

El cólico nefrítico o renal es un dolor repentino de gran intensidad que se produce generalmente por la presencia de cálculo en el conducto que va desde los riñones hasta el tracto urinario cercano a la uretra.Se trata de una dolencia en el riñón que aparece cuando un cálculo o piedra se desplaza y obstruye las vías urinarias. Esto provoca que la orina quede retenida y no pueda avanzar con normalidad para ser expulsada.

El dolor se origina en la parte inferior de la espalda y de allí va expandiéndose por toda ella. Se describe como una especie de presión intensa que se presenta en forma de latidos pronunciados que pueden inducir al desmayo.El principal y más conocido es un dolor agudo, muy intenso, que tiene las siguientes características y que puede ir acompañado de otras molestias:

Aparece en la zona lumbar o a un lado del abdomen.


Puede irradiar o reflejarse en la ingle del mismo lado y en los genitales.


El dolor no es constante, sino que aparece en forma de picos, lo que viene a denominarse un cólico.


Necesidad de orinar frecuentemente. Sin embargo, la persona no consigue miccionar y, si lo logra, es en cantidad escasa y con un intenso dolor.


Aparición de sangre roja en la orina, ya que no es raro que la piedra o la arenilla erosionen la vía urinaria a su paso por ella.

La orina también puede tener una coloración oscura, similar a la de un refresco de cola.


Otros síntomas habituales son náuseas y vómitos. Al menos uno de estos dos trastornos aparece casi siempre.


Sudoración fría es otra de las molestias que se dan con frecuencia.

El dolor del cólico nefrítico es debido a espasmos musculares causados por la incrustación de una piedra de cristales en el uréter y el dolor se presenta incluso si el cálculo no da lugar a la obstrucción total del flujo urinario. En caso de obstrucción y aumento de la presión en la luz del túbulo uretral, se estimula la síntesis y liberación de prostaglandinas que inducen el espasmo del músculo liso que forma parte de la pared del uréter.

Los cálculos renales pueden tener varios componentes:

Tipo de piedra                                     %                                                Causa


Oxalato de calcio                             75 %-85 %                Hipercalciuria, deshidratación, síndrome del intestino irritable
Estruvita                                        10%-15%                               Infección crónica del tracto urinario
Ácido úrico solidificado                     5 %-8 %                                                Gota
Xantina solidificada                          < 1%                                                   Xantinuria

 

El cólico renal surge en el 90 por ciento de los casos de un cálculo renal, aunque incluso los pequeños coágulos de sangre y tejido muerto de los riñones incrustados en el uréter o en la vejiga obstaculizan la dirección de la emisión urinaria. El material así incrustado puede inflamar el uréter en uno de los tres de los puntos estrechos del trayecto hacia la vejiga y es la respuesta de la musculatura lisa del uréter lo que ocasiona los espasmos dolorosos.

 

Los tres de los estrechos uréter son:

1.La salida de la pelvis renal


2.La unión del uréter a través de la arteria iliaca interna


3.El punto de entrada a través de la pared de la vejiga urinaria

 

 

La intensidad del dolor del cólico nefrítico mueve al paciente a la búsqueda de atención sanitaria urgente para calmarlo. Por ello, es prioritario el tratamiento para combatirlo más que ninguna prueba diagnóstica.

El tratamiento del cólico nefrítico o cólico renal son:

Los antiinflamatorios no esteroideos (AINES). Se consideran la primera elección del tratamiento analgésico, destacando el dexketoprofeno, diclofenaco y naproxeno. Los dos primeros se suelen administrar por vía intravenosa en casos urgentes. Tan solo estarán contraindicados si existe daño renal previo o alergia a ellos.


Analgésicos anticolinérgicos. Buscapina (bromuro de hioscina). Aunque presenta buena eficacia analgésica para el dolor cólico, no es superior a los AINES, por lo que debe relegarse para complementar los anteriores o sustituirlos en caso de contraindicación.


Analgésicos Dipirónicos. Metamizol (Nolotil). Con buena potencia analgésica, tampoco superan a los AINES aunque pueden complementarlos. Su uso prolongado debe vigilarse por los efectos secundarios sobre los glóbulos blancos.


Opioides menores. Tramadol. Actualmente se considera la segunda línea de tratamiento cuando los anteriormente descritos no consiguen mitigar totalmente el dolor. COmo efectos secundarios pueden agravar las nauseas y los vómitos que acompañan al cólico nefrítico.


Antiinflamatorios esteroideos. Prednisona (urbason).

En los últimos años se han añadido como parte del tratamiento, consiguiendo aportar mayor grado de efecto antiinflamatorio y analgésico al tratamiento de primera línea.


Fármacos bloqueantes adrenérgicos. Tamsulosina. Habitualmente utilizados para los síntomas de la hipertrofia de próstata, se han venido incorporando en el tratamiento de los cálculos ubicados en la zona más baja del uréter favoreciendo la expulsión de litiasis de pequeño tamaño y muy cercanas a la vejiga.

 

Silodosina en el tratamiento médico expulsivo para los cálculos ureterales distales

El tratamiento médico expulsivo (TME) del cólico renal ha sufrido diferentes modificaciones en los últimos años debido, fundamentalmente, a un mejor conocimiento anatómico y fisiológico que permite adecuar la medicación a la situación clínica.

Está descrito que el uréter humano tiene receptores adrenérgicos α en toda su extensión, pero fundamentalmente en el segmento distal, y que son predominantemente receptores α-1D y α-1A. La inhibición del efecto adrenérgico mediante la administración de alfa-bloqueantes podría tener efecto en las contracciones ureterales y, por tanto, facilitar la expulsión de litiasis en el uréter distal mediante la relajación de la musculatura lisa ureteral, de ahí que comiencen a utilizarse este tipo de fármacos, inicialmente poco uroselectivos y, posteriormente, mucho más uroselectivos (como tamsulosina y silodosina), como TME

 

Valora este artículo del blog:
1
Vit C
Melatonina
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Martes, 20 Noviembre 2018
Si desea registrarse, por favor rellene los campos de nombre de usuario y nombre.

Imagen Captcha

Menú móvil

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.