Gastos de envío gratis a partir de 59€ 

0 Total 0,00 €
 x 

El carro está vacío!

En nuestra tienda
plg_search_categories
plg_search_contacts
En nuestra web
plg_search_newsfeeds
En nuestro blog
plg_search_tags

dudas lastablas

Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

El frio y nuestra piel

El frio y nuestra piel
                                     Ha tardado en llegar, pero parece que frío llama a la puerta... ¡lo normal cuando estamos en invierno!
 
Las bajas temperaturas de esta época afectan a todo nuestro organismo, y también a la piel.
 
Esta se encuentra expuesta a las inclemencias climatológicas, siendo las zonas más sensibles a las bajas temperaturas las mejillas, los labios, el cuello, el escote
 
y las manos. 
IMG 1342

En esta época del año las temperaturas cada vez son más bajas y al salir a la calle una bocanada de aire frío

te golpea sin piedad. 

Nuestra piel es de lo que más sufre en estos días oscuros y fríos de invierno. 

Se reseca y pierde su luminosidad debido a que está expuesta a mayor contraste de temperaturas.La clave

está en que la circulación sanguínea en la piel se reduce en contacto con el frío y, por tanto, ésta recibe

menos oxígeno y nutrientes. Como resultado queda prácticamente indefensa ante las agresiones externas y

se vuelve especialmente frágil.

Labios

El frío intenso y la exposición prolongada al sol (no sólo en verano) son los principales enemigos de la zona labial, una de las más sensibles de nuestro cuerpo. Tiende a acusar síntomas como la sequedad, llegando a cuartearse y descamarse en los casos más extremos. Su fragilidad la hace también propensa a contraer el virus del herpes, que aparece en periodos de frío cuando nuestro sistema inmune está más debilitado.

Solución: para prevenir la sequedad en los labios, se recomienda un bálsamo con protección solar, que proporciona capa protectora y ayuda a hidratarlos. En los casos en los que se ha contraído el virus del herpes, debes utilizar un tratamiento tópico específico para su tratamiento, que ayuda a detener el virus y reducir la inflamación.


Solución: para prevenir los efectos del frío en las pieles más sensibles, se recomienda utilizar productos con principios activos calmantes y descongestivos como la avena, la rosa mosqueta, la glicerina o el aloe vera.

Manos

Son las grandes olvidadas a pesar de ser una de las zonas más expuestas al frío del invierno. Como resultado, se secan y agrietan y en los casos más extremos pueden aparecen rojeces y escozor (lo que conocemos como sabañones).

Solución: no olvides los guantes y utiliza una buena crema de manos para nutrirlas e hidratarlas.

Valora este artículo del blog:
1
Dieta dos días
Dieta 3 días
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Miércoles, 14 Noviembre 2018
Si desea registrarse, por favor rellene los campos de nombre de usuario y nombre.

Imagen Captcha

Menú móvil

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.