Gastos de envío gratis a partir de 59€ 

Carro
Unidades

El carro está vacío!

Carro vacío

dudas lastablas

Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario
Destacado 

DIETA MEDITERRANEA

DIETA-COACHING-NUTRICIONAL-NUTRICION-ALMERIA-1024x511

La dieta mediterránea es una filosofía de vida, más que una simple lista de alimentos que consumir, esta filosofía se basa en dos puntos fundamentales:

  •      Una alimentación que combina los alimentos tradicionales con aquellos renovados mediante la tecnología.
  •      Recetas y modos de cocinar típicos de la zona y que proceden de culturas que empezaron a utilizarlas hace cientos de años.

La dieta mediterránea no se basa solo en la ingesta de unos alimentos concretos, sino también en la forma de cocinarlos. Es una combinación de elementos  con la que conseguimos un buen estado de salud y un equilibrio alimenticio.

La dieta mediterránea no es un conjunto de recetas o ingredientes, sino que proviene de las costumbres de pueblos de la cuenca del mediterráneo desde hace siglos y que encuentra sentido asociándose al clima, la geografía y los modos de vida de estos pueblos.

Estudios llevados a cabo durante los últimos treinta años demuestran que los países de la cuenca mediterránea tenían una menor tasa de mortalidad por cáncer y un menor porcentaje de infarto de miocardio. Según los estudios bioquímicos y nutricionales desvelan que esta dieta es un ejemplo de dieta variada, nutritiva, apetecible y saludable, que previene enfermedades crónicas relacionadas con la alimentación, por lo que se trata de una buena elección de dieta diaria.

Los principales alimentos que componen la dieta mediterránea son: pasta y arroz, verduras, legumbres, fruta en abundancia, aceite de oliva, poca carne y mucho pescado y pan integral. Se suelen utilizar muchas especias para cocinar como el ajo, perejil, cilantro, orégano, pimienta y también es habitual cocinar con vino blanco para darle mayor sabor a los alimentos.

¿Qué características tiene la dieta mediterránea?

  •      Tiene un bajo contenido en grasas saturadas y proteínas de origen animal.
  •      Las grasas utilizadas para la preparación de los alimentos es el aceite de oliva que es rico en ácido oleico.
  •      Se consume mucho pescado azul rico en ácidos grasos, omega 6 y omega 3.
  •      Los hidratos de carbono ingeridos proceden de los cereales: pasta, arroz, frutos secos y productos integrales.
  •      Alto consumo de frutas, verduras, legumbres y frutos secos, que nos aportan fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes.
  •      Las técnicas de elaboración de los platos suelen ser sencillas hervidos, asados y productos en crudo, como las ensaladas.
  •      Alto contenido en fibra, procedente de cereales, legumbres, frutas y verduras, que mejoran nuestro tránsito intestinal, reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares, el cáncer y el colesterol.

 

¿Qué alimentos constituyen la dieta mediterránea?

  •      Legumbres (lentejas, judías y garbanzos).
  •      Frutas y verduras, ricas en fibra vitaminas y minerales.
  •      Cereales (pan, pasta, arroz y patatas).
  •      Pescado azul (atún, caballa, sardinas…).
  •      Leche y productos lácteos como el queso y el yogurt.
  •      Aceite de oliva como grasa de elección para la elaboración y condimentación de los alimentos.
  •      Frutos secos (nueces, avellanas, almendras…).
  •      Todos los alimentos frescos, naturales y de temporada.

 

Decálogo de la dieta mediterránea

  •      Se suele ingerir una alta cantidad de vegetales: frutas, verduras, hortalizas, legumbres y frutos secos. Tomar cinco raciones de fruta y verdura al día.
  •      Debemos tomar cereales: pan, pasta, arroz y productos integrales, diariamente, ya que nos aportan hidratos de carbono complejos.
  •      Para la elaboración y preparación de los alimentos se utilizará el aceite de oliva como grasa.
  •      Consumir los huevos con moderación y pescado a menudo.
  •      Diariamente se deben tomar productos lácteos.
  •      Las carnes rojas se deben ingerir de forma ocasional.
  •      Procuraremos que los alimentos que tomemos sean poco procesados, frescos y elaborados de forma natural.
  •      Preferencia de fruta fresca para el postre diariamente y de forma ocasional los dulces.
  •      Debemos beber entre un litro y medio o dos de agua al día, puesto que es un líquido que ayuda a expulsar de nuestro organismo sustancias tóxicas. El vino es una bebida tradicional en la dieta mediterránea, pero debemos consumirlo con moderación.
  •      Es muy importante realizar ejercicio físico a diario para contribuir a mantener un peso adecuado.

Estas recomendaciones pertenecen a una dieta saludable, son indicadas para personas sin ningún tipo de alteración o enfermedad. A continuación, en la imagen que se nos muestra debajo, podemos conocer las veces que debemos ingerir cada tipo de producto al día, para llevar a cabo una dieta mediterránea correcta.

2
Campaña sanitaria
ASTEMIA PRIMAVERAL
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Sé el primero en enviar un comentario.
Invitado
Martes, 16 Agosto 2022

Al aceptar, accederá a un servicio proporcionado por un tercero externo a https://www.farmacialastablas.es/

Total 00.00€

buscador parafarmacia