Gastos de envío gratis a partir de 59€ 

0 Total 0,00 €
 x 

El carro está vacío!

En nuestra tienda
plg_search_categories
plg_search_contacts
En nuestra web
plg_search_newsfeeds
En nuestro blog
plg_search_tags

dudas lastablas

Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario
Destacado

Hipotiroidismo-Dieta

Hipotiroidismo-Dieta

Qué es el hipotiroidismo?

El hipotiroidismo es una de las patologías relacionadas con la glándula tiroidea. Se trata de una “enfermedad endocrinológica que se caracteriza por una insuficiente producción de hormonas tiroideas”

La glándula tiroidea está situada en la parte anterior del cuello, justo debajo de la laringe. Su función es segregar hormonas que controlan el metabolismo. Produce las hormonas tiroxina (T4) y triyodotironina (T3).

Estas dos hormonas controlan el metabolismo celular, es decir, la utilización de la energía por parte de las células. Por eso cuando se desestabiliza la glándula tiroides pueden provocar que la persona baje o aumente de peso bruscamente.>

El hipotiroidismo se conoce como tiroides lenta o metabolismo lento. Es la reducción de la actividad normal de la glándula tiroides. Es una enfermedad bastante común que afecta al sistema metabólico y que se caracteriza por una producción anormal de las hormonas tiroideas.

Tiene una mayor incidencia en mujeres, porque están expuestas a más variaciones hormonales a lo largo de su vida. Es más común a partir de los 40 años, aunque se da con frecuencia durante el embarazo y puede aparecer a cualquier edad.

Causas hipotiroidismo
Las causas más comunes del hipotiroidismo son:

1.Causas genéticas, defecto congénito.
2.Carencia crónica de yodo en la dieta.
3.Radioterapia contra el cáncer.
4.Tratamiento con litio u otros fármacos
5.Síndrome de Sheehan, durante el embarazo.
6.Infecciones víricas
6.Un ataque del sistema inmunitario contra la glándula tiroides


Síntomas hipotiroidismo

Los síntomas más frecuentes del hipotiroidismo son:

Aumento de peso.
Cansancio e hipersensibilidad.
Estreñimiento y heces duras.
Intolerancia al frío.
Flujo menstrual abundante.
Expresiones faciales toscas, voz ronca y dicción lenta.
Párpados caídos, ojos saltones.
Cabello ralo, áspero y seco
Piel áspera, gruesa, seca y escamosa.
Uñas quebradizas y débiles.
Tratamiento hipotiroidismo

“El cansancio, la somnolencia diurna, el frío, el estreñimiento, la piel seca, la pérdida de memoria, los problemas con la regla y el hinchazón de párpados” son los principales signos de esta enfermedad, que “en la mayor parte de los casos es asintomática o presenta síntomas muy leves”
Además del tratamiento farmacológico con levotiroxina pautado por el endocrino, la dieta para adelgazar con hipotiroidismo puede ser de gran ayuda. Si te han diagnosticado hipotiroidismo sigue estos consejos nutricionales:

Dieta hipotiroidismo

La base de tu dieta hipotiroidismo es reducir el consumo de algunos alimentos que reducen la actividad tiroidea y aumentar el consumo de alimentos hipertiroidales.

Alimentos recomendados en hipotiroidismo
En tu dieta para hipotiroidismo debes aumentar el consumo de alimentos hipertiroidales porque son ricos en yodo y activan la producción de hormonas tiroideas: vegetales: ajo, tomates, espinacas, habas, guisantes; cereales y legumbres: maíz, girasol, lentejas, guisantes, habas, avena: frutas y frutos secos: mango, manzana, dátiles, coco, fresas, albaricoque, nueces del Brasil, piña, avellana, pistachos, anacardos; hierbas y especias: hisopo, hinojo, hiedra terrestre, canela, ginseng, albahaca; algas marinas en especial el Fucus vesiculosus; mariscos y sal yodada.

Incluye alimentos que aportan el aminoácido tirosina en tu dieta para hipotiroidismo. La tirosina se obtiene de otro aminoácido, la fenilalanina presente en pescado, carne, almendras, semillas de calabaza y sésamo.

Alimentos que aportan vitaminas A, B2, B3, B6: huevo, plátano, almendras, berros, pepino, guisantes, hierbas (canela, ginseng, albahaca, hinojo).

Pescado. Se puede consumir cualquier tipo de pescado: “Son aconsejables los pescados blancos, azules, los mariscos y los enlatados (atún, mejillones, sardinas y berberechos), que son una fuente excelente de yodo. Lo ideal sería tomarlo cuatro veces durante la semana”.

Alimentos prohibidos a evitar en el hipotiroidismo

Si estás a tratamiento con tiroxina, el efecto de los alimentos es limitado. Los que tienen un mayor impacto son las crucíferas, los demás puedes consumirlos con moderación.

Crucíferas como coliflor, brécol, col, coles de bruselas, nabo y sobre todo el rábano. Por su contenido en ácidos cafeico y clorogénico reducen la actividad tiroidea.
Frutos secos como castañas y nueces y legumbres como soja, garbanzos y cacahuetes. Sí, los cacahuetes son legumbres!! Contienen también ácidos cafeico y clorogénico.
Cereales como mijo, trigo y semillas como las semillas de lino y los piñones, que también reducen la producción de tiroxina.
Ácido cafeico: apio, naranja, limón, zanahoria, aguacate, ciruela, berenjena, melocotón.
Ácido elágico: granada y uva.
Litio: cebolla, espárragos, endibias, melón, perejil, patata.

Valora este artículo del blog:
1
Continuar leyendo
755 Hits
0 Comentarios
Destacado

Retención de líquidos

Retención de líquidos

Para eliminar líquidos retenidos se debe actuar a varios niveles:
• Usar sal con moderación.
• Incrementar el consumo de alimentos diuréticos, como frutas, cereales y vegetales.
• Consumir mucha fibra.
• Beber mucha agua (efecto diurético) 6-7 vasos
• Evitar consumo de grasas (afectan la circulación sanguínea)
La retención de líquidos es una condición que se da frecuentemente en las personas, ya sea por el calor, la hipertensión, o por una mala circulación sanguínea, lo que produce dolor de piernas y sensación de hinchazón y pesadez en ellas.
Es frecuente que se produzca por condiciones fisiológicas como el embarazo o la menopausia, así como también por el síndrome premenstrual, o por alteraciones cardíacas o hepáticas. El sedentarismo, el estrés, la ingesta de medicamentos y los factores climáticos también pueden influir en su presentación.
Afortunadamente, existen algunos alimentos para eliminar líquidos que permiten hacernos sentir mejor, que en conjunto con un estilo de vida saludable nos ayudarán a disminuir esos molestos síntomas.
¿Qué alimentos ayudan a eliminar los líquidos?
Existen alimentos y hierbas que tienen propiedades diuréticas, que ayudan a eliminar el líquido en exceso del cuerpo. Estos son:
• El vinagre de manzana: es un diurético natural y ayuda a mantener los niveles de potasio.
• Alcachofa: es un diurético natural.
• Espárragos: contienen asparagina, un alcaloide que ayuda a limpiar los riñones.
• Remolacha: remueve los depósitos flotantes de grasa corporal. Gazpacho de remolacha
• Las coles de Bruselas: limpian las células y estimulan los riñones y el páncreas.
• Col: rompe los depósitos grasos.
• Zanahorias: aceleran el metabolismo y ayudan a eliminar la grasa y los desechos del cuerpo. Nunca cocida
• El jugo de arándano: ayuda en la eliminación del exceso de líquido del cuerpo. Cistitus
• Pepino: estimula los riñones y ayuda en la eliminación del ácido úrico.
• Hoja de diente de león y diente de león: diurético natural, clave en la desintoxicación de las vías urinarias.
• El té verde: diurético natural, ha sido utilizado durante siglos en China.
• Hinojo: tiene propiedades diuréticas. Evita gases
• Rábano y apio: acelera el metabolismo y ayuda a eliminar líquidos.
• Lechuga: ayuda en el metabolismo y el lavado de las toxinas del sistema.
• Ortiga: tiene propiedades diuréticas naturales.
• Avena: contiene silicio, por lo que es un diurético natural. Cereal % alto calórico
• Tomates: ayudan al metabolismo y a la liberación de agua de los riñones. Perjudiacial para el acido úrico
• Sandía: diurético natural, ayuda a orinar con más frecuencia.

Consejos para eliminar líquidos
• Toma una infusión digestiva o depurativa después de las comidas: Aquilea Drenaje,té rojo, cola de caballo.
• No abuses de suplementos diuréticos para evitar el efecto rebote o un bajón de tensión, sobre todo con la cola de caballo, efecto rebote, deja
• Modera la cantidad de sal y evita la comida precocinada y los aditivos con sodio que promueven la retención de líquidos. Es conveniente que te acostumbres a leer etiquetas, en búsqueda de “bajo en sodio”.
• Bebe agua para perder agua. Es necesario que bebas de 1,5-2 litros de agua al día, 6-7 vasos para facilitar su eliminación de nuestro organismo y evitar la retención de líquidos y los edemas.
• La coca-cola, el café, el mate y el té son acalóricos, pero son potentes estimuladores de la insulina y del almacenamiento de grasa corporal, por lo que reduce su consumo y si los tomas, que sea en el desayuno junto con otros alimentos con fibra. El resto del día tómalos descafeinados.
• Si trabajas muchas horas sentado/a, trata de levantarte 5 minutos cada hora. No cruces las piernas al sentarte.

Valora este artículo del blog:
1
Continuar leyendo
159 Hits
0 Comentarios
Destacado

LABIALES

LABIALES

¿Estás todo el día aplicándote bálsamo labial? Tranquila, nos pasa a casi todas. Es una sana costumbre a la que, si todavía no te has apuntado, seguro que te sumarás

Una de las zonas más delicadas y que más sufre las consecuencias del frío son los labios. Y es que, muchas veces, son los que más sufren grietas y descamación.

La cuestión es... ¿qué hacer para lucirlos siempre hidratados? ¿Todos los bálsamos labiales funcionan? Si los mordemos, ¿podríamos empeorar la situación? ¿Se pueden reaplicar los labiales hidratantes tantas veces como sea necesario?

Para muchas de nosotras no es sólo un producto de belleza estacional de los días más fríos, también es un aliado durante todo el año. Hablamos del bálsamo labial o también llamado "cacao de labios" que de tantos apuros nos saca. Sin embargo, ¿qué activos tienen que tener para que realmente repare nuestros labios?

Deberían tener activos e ingredientes como el aceite de rosa mosqueta y la manteca de karité de acción regeneradora y nutritiva y no contener aceites minerales para que proteja la piel en esta zona sin crear una barrera oclusiva respetando y restaurando la piel

¿FUNCIONAN LOS BÁLSAMOS PARA LOS LABIOS?

La respuesta es sí. Sin embargo, para encontrar uno eficaz, hay que fijarse en la composición de cada bálsamo labial.

Porque dependiendo del aceite utilizado resulta más eficaz en combinación con otros factores propios del tipo de labios. "La calidad de los ingredientes, así como el estado de los labios determina la eficacia del producto y luego hay que tener en cuenta que la temperatura, la humedad y las costumbres de cada persona (morderse los labios, humedecerlos con saliva, el uso de pintalabios, etc) afectan al estado de los labios"

Se recomienda la exfoliación labial previa "para favorecer la penetración de los activos y mejorar la eficacia de cualquier bálsamo. Al eliminar las pieles muertas, permitiremos a los activos penetrar con mayor eficacia, ya que aplicar un tratamiento labial sobre la piel muerta reduce su efecto balsámico".

El bálsamo labial Dermo-Suavina de Laboratorios Calduch, Original de 1880, posee un perfume elaborado con aceites esenciales 100% naturales, que le otorgan propiedades que ayudan a repara y protege tus labios de forma intensa y respetuosa con la piel.

Características
Elaboramos el mismo producto para cuidar tus labios desde hace más de 130 años.
Formulación sencilla Original de 1880 compuesta por una base grasa, mentol y un perfume elaborado con aceites esenciales 100% naturales, libre de conservantes, emulsionantes y sustancias nocivas.
Agradable aroma cítrico y mentolado para un efecto labios suaves, frescos e irresistibles al instante.
Repara, hidrata y protege los labios y mucosas dañados por un exceso de sequedad, debido a procesos gripales, catarrales, rinitis y el consiguiente uso continuado de pañuelos.
Especialmente indicada para reparar tus labios ante el frío, el calor o el viento, calenturas y pequeñas agresiones en mucosas.
Fantástica como hidratación previa al maquillaje de labios, facilita la aplicación del producto, protege tus labios y los mantendrá suaves y brillantes durante más tiempo.
Uso frecuente.

Valora este artículo del blog:
1
Continuar leyendo
163 Hits
0 Comentarios
Destacado

Lengua

Lengua

Lengua geográfica

Se caracteriza por parches irregulares en la superficie de la lengua. Estos dan una apariencia similar a un mapa.  La causa específica de la lengua geográfica se desconoce, aunque es posible que esté relacionada con la deficiencia de vitamina B. Otras causas pueden abarcar irritación a causa de la ingestión de alimentos calientes o picantes, o el consumo de alcohol. Esta afección parece ser menos común en los fumadores.

El patrón en la superficie lingual puede cambiar rápidamente. Este cambio en el patrón se presenta cuando hay una pérdida de las diminutas proyecciones digitiformes, llamadas papilas gustativas, en la superficie lingual, lo cual hace que las áreas de la lengua se aplanen. Se dice que estas áreas están "desnudas" y pueden persistir durante más de un mes.

¿QUÉ ES?

La lengua geográfica se conoce también con los términos de glositis migratoria benigna, eritema migratorio y glositis areata migratorio o exfoliativa.Se caracteriza por zonas bien definidas de atrofia de papilas filiformes, rodeadas de zonas de papilas filiformes hiperplásicas o normales. Son placas eritematosas localizadas en la porción central y lateral de la zona lingual. El aspecto es similar a un mapa debido a los “parches” presentes en su superficie. A lo largo del tiempo la localización de las lesiones va cambiando, ya que, cuando una zona cicatriza se extiende a la zona contigua. No es contagioso.

CAUSAS

Su etiología es desconocida, suele aparecer en la infancia y ser crónica con periodos de remisión y exacerbación variables. Sin embargo, hay algunos factores que podrían estar relacionados como el estrés, déficit de vitaminas (grupo B, cinc), algún tipo de intolerancia alimentaria, dermatitis, psoriasis, alcohol, alimentos calientes o picantes, alergias cutáneas... Así como otras causas inespecíficas.

CARACTERÍSTICAS

Puede presentarse de dos formas:

Lesión roja: cuando predominan las papilas atróficas sobre los bordes queratósicos.
Lesiones blancas anulares, con centro atrófico rojo, que presenta un patrón migratorio sobre el reverso de la lengua, va variando en intensidad, apareciendo y desapareciendo, lo normal es que no sea doloroso.


SINTOMATOLOGÍA

No es una patología dolorosa. Las lesiones van variando de tamaño y de posición A pesar de estar situado en la lengua y afectar a las papilas gustativas, sólo lo hace de manera superficial, por lo que no afecta al sentido del gusto. En algunas ocasiones, aparece una mayor sensibilidad en la zona, con molestias como ardor o irritación al consumir algunos alimentos.


TRATAMIENTO

Suele ser asintomático por lo que no tiene un tratamiento y las molestias suelen desaparecer por si solas. Se debe de recordar al paciente que es una patología benigna. En los casos que fuera preciso, el profesional sanitario, puede recomendar unas medidas para que el paciente se encuentre mejor:

Intentar evitar los alimentos muy calientes, ácidos, picantes o con muchas especies, alcohol, tabaco...
Si aparecieran los síntomas de hinchazón y ardor habría que valorar el uso de colutorios con acción, regeneradora, antiséptica y/o anestésica. En los casos más severos, y siempre bajo criterio del especialista, se podrían llegar a prescribir, corticoides tópicos, antihistamínicos, antiinflamatorios...
Se recomendará el uso de suplementos vitamínicos si la causa se relaciona con deficiencias nutricionales.  VItamina B
Al hacerse la limpieza bucal, no solo hay que cepillarse bien los dientes, sino también se debe de hacer una buena higiene lingual ya que en la lengua se acumula muchas de las bacterias orales, por lo que debería limpiarse adecuadamente al menos una vez al día, utilizando un raspador o con el propio cepillo (bien barriendo la lengua o con los limpiadores que algunos cepillos dentales tienen en la parte de atrás)
El raspado debe de hacer desde lo más atrás posibles hacia la punta de la lengua, y de un lado a otro.
Debe hacerse suavemente, no hay que hacer demasiada presión sobre la lengua.
En algún caso puede aparecer sobre las lesiones infección por Cándida Albicans, en ese caso se valorará el tratamiento con antimicóticos.

Valora este artículo del blog:
1
Continuar leyendo
531 Hits
0 Comentarios
Destacado

FRUCTOSA

FRUCTOSA

Cada vez se diagnostican más casos en los que los alimentos provocan reacciones adversas en el organismo humano ya sean alergias o intolerancias alimentarias. Las personas que las padecen, como en el caso de la intolerancia a la fructosa, se encuentran ante la incertidumbre de cuál es la alimentación que deben seguir. Para ello, hemos de conocer el componente del alimento que provoca la intolerancia, que alimentos lo contienen y cuál es exactamente nuestra patología. En el siguiente vídeo puedes ver en qué consiste la intolerancia a la fructosa.

Qué es la fructosa
La fructosa es un azúcar simple que se puede encontrar de manera natural en las frutas y que se ingiere principalmente en forma de sacarosa. La sacarosa, más conocida como azúcar común, es una molécula formada por glucosa y fructosa que, al ser ingerida, se separa en el intestino en sus dos moléculas. También hay que conocer que, otra posible fuente de fructosa es el sorbitol, un edulcorante que al ser metabolizado por nuestro organismo puede generar este azúcar.
La fructosa debe ser absorbida por las células intestinales y metabolizada por nuestro organismo para poder ser utilizado. En el momento en el que hay un problema en su absorción o metabolización es cuando surge la intolerancia a la fructosa.

        No confundir intolerancia hereditaria a la fructosa y malabsorción de la fructosa
Para poder saber que tratamiento alimentario es necesario seguir ante una intolerancia a la fructosa debemos diferenciar entre dos casos muy distintos: la intolerancia hereditaria a la fructosa (IHF) y la malabsorción de la fructosa.
Qué es la intolerancia hereditaria a la fructosa (IHF)
La IHF es un error genético del metabolismo de la fructosa que se da en 1 de cada 20.000 personas. Debido a este error congénito, cuando las personas que padecen IHF ingieren fructosa, ésta es absorbida por las células intestinales pero el organismo es incapaz de metabolizarla correctamente ya que carece de la enzima fructosa-1-fosfato-aldolasa (aldolasa B).
Esta deficiencia genera que se acumule un producto intermedio de la degradación de la fructosa que es tóxico para el organismo. Los síntomas que suelen presentar son fallo de medro (insuficiente ganancia de peso en niños pequeños), nauseas, vómitos, deshidratación, disfunción hepática, hipoglucemia e ictericia (coloración amarillenta de la piel y mucosas debida a un aumento de la bilirrubina). Estos síntomas suelen iniciarse con la introducción de alimentos con fructosa (fruta, cereales preparados, etc.) en el lactante y pueden mejorar con un diagnóstico temprano y un buen tratamiento dietético.
Por tanto, la IHF es una situación que se mantiene de por vida y que se diagnostica, generalmente, a una edad temprana mediante test bioquímicos y test genéticos. Aun que, en algunas ocasiones, el diagnóstico puede ser más tardío porque los niños adquieren aversión a los productos dulces o que contienen fructosa y no presentan estos síntomas tan marcados.

Qué es la malabsorción a la fructosa

Por otro lado, la malabsorción de la fructosa es una situación mucho más común que puede afectar a más de un 30% de la población. En este caso, las células intestinales no son capaces de absorber de manera total o parcial la fructosa, generando síntomas gastrointestinales como diarreas, dolor abdominal, nauseas o gases. Esta situación, que puede ser irreversible o reversible, se diagnostica mediante un test de hidrógeno espirado.
Por tanto, depende de la patología que se padezca y teniendo en cuenta que la gravedad de sus consecuencias es distinta, el tratamiento dietético de cada una debe ser diferente.
Qué debo comer si padezco IHF
El tratamiento a seguir ante la IHF es una dieta estricta sin fructosa en la que no se consuma más de 1-2 gr. de fructosa al día ya sea en forma de fructosa, sacarosa o sorbitol. Para poder seguir esta dieta correctamente es necesario conocer que alimentos contienen fructosa y que, por tanto, deben ser evitados. También se deben leer las etiquetas de todos los productos que consumamos, aunque muy pocos alimentos manufacturados pueden consumirse con seguridad teniendo IHF.
La fructosa se encuentra de manera natural en la miel, la fruta (20-40%), las verduras (1-2%) y otros alimentos de origen vegetal. Aun que hay que tener en cuenta que el contenido tanto de fructosa como de sacarosa es variable en las frutas y verduras dependiendo de las condiciones de crecimiento de las plantas. De todas formas la fructosa también se añade como edulcorante en productos dietéticos o para diabéticos y también se usa como excipiente en medicamentos.
Por su parte la sacarosa se encuentra en el azúcar, ya sea blanco o moreno y por tanto, se encuentra en múltiples productos dulces como las galletas, los postres, los cereales de desayuno para niños o los bizcochos. A parte, algunas frutas (1-12%) y verduras (1-6%) lo contienen y también se utiliza para la elaboración de algunos jarabes y medicamentos infantiles. Por último, el sorbitol se puede encontrar en frutas y verduras pero sobre todo es utilizado como edulcorante en múltiples productos dietéticos.

PERMITIDOS NO PERMITIDOS
Azúcares, edulcorantes y dulces Jarabe de glucosa, glucosa, maltosa, maltodextrinaEdulcorantes: aspartamo, sacarina, acesulfame K y el ciclamato Fructosa, sacarosa, sorbitol y dulces y edulcorantes que los contengan como caramelos, chocolates, chicles, etc.
Frutas y frutos Ocasionales: aguacate, pepitas de calabaza o girasol (10 unidades/día), aceitunas maduras (25g/día), jugo de limón o lima (15 ml/día) Todas las demás (incluso el tomate), incluyendo sus zumos y todos los productos que las contengan.
Verduras, hortalizas Acelga, brécol fresco, espinacas, patatas vieja, setas (champiñones), escarola y endivias.Consumo limitado: apio, acelgas, berros, berza, brécol congelado, col, coliflor, lechuga, pepino y patata nueva. Todas las demás.
Legumbres Consumo limitado: lentejas, garbanzos, alubias y guisantes (como guarnición). Todas las demás.
Cereales y derivados Harinas y sémolas de trigo, avena, maíz, centeno, fécula de patata, arroz.Pan blanco y pasta.Papilla de cereales sin azúcar añadido. Cereales o harinas integrales y la harina de soja.
Carnes, pescados y huevos Todos los frescos. Procesados que contengan fructosa, sacarosa o sorbitol
Leche y derivados Lactancia materna, leche, leche en polvo sin fructosa, nata natural, quesos curados y frescos y yogur (sin frutas ni sacarosa) Bebida de soja, leche condensada, yogur de frutas, de soja o edulcorado con sacarosa, preparados a base de leche con sacarosa (batidos, helados, etc.)
Aceites y grasas Aceites vegetales, mantequilla y margarina. Aderezos o salsas comerciales con sacarosa y fructosa.
Bebidas Agua, agua mineral, infusiones (manzanilla, tila, menta), cacao y café. Bebidas que contengan fructosa, sacarosa o sorbitol o hechas a base de frutas.
Condimentos y salsas Especias, hierbas aromáticas, mostaza, sal, vinagre y levadura. Aliños comerciales con fructosa o cualquier elemento que la contenga.

Esta dieta contiene fuentes insuficientes de Vitamina C, por lo que se recomienda suplementar con este nutriente. Además, también es recomendable tomar suplementos de Ácido fólico ya que aumenta la actividad de las enzimas glicolíticas, y entre ellas, la fructosa-1-fosfato-aldolasa, lo que permitirá poder consumir una ligera cantidad extra de fructosa sin padecer las consecuencias que antes se comentaban.
Contenido en fructosa de los alimentos

A continuación tienes una tabla con el contenido en fructosa de los alimentos (1g de fructosa/100g de parte comestible)


   Muy bajo (1g) Bajo (1-3g) Medio (3-5g) Alto (>5g)
      Frutas: aguacate, lima, coco, chufas, albaricoque, papayas Frutas: ciruelas, grosella roja,mandarina, naranja,  melocotón, melón, nectarina, pomelo, piña, sandía Frutas: arándanos, fresa,frambuesa, fresón, granada, guayaba, grosella, mango, kiwi, melocotón seco, membrillo, moras, plátano. Zumo de naranja, piña Frutas: albaricoque seco,caquis, cerezas, guindas, ciruela pasa, chirimoya, dátiles, higos secos, brevas, manzana, pera, ciruela, uva

         Frutos secos: almendras,avellanas, castañas, piñones, cacahuetes
Verduras: alcachofas, acelga,ajo, batata, boniato, berenjena, berro, champiñón, espinacas, guisantes, habas, garbanzo, lechuga, lenteja, patata, pepino, setas, maíz, rábano, remolacha Verduras: apio, brócoli,calabaza, cebollas, coles, repollo, coliflor, escarola, zanahoria, espárragos, puerros, tomate
          Farináceos: cereales yproductos derivados del pan
         Lácteos: leche, lechecondensada, queso, requesón
          Proteínas: huevos, carnes ypescados naturales
                 Otros: margarina, achicoria,natillas, flan Otros: jalea real, miel,mermelada, bebidas azucaradas, cereales azucarados o con miel, fruta en almíbar, chocolate, dulce de membrillo, alcohol
               Adaptada de Oliveira Fuster G. Manual de Nutrición y Dietética. 2.a ed. Madrid: Díaz de Santos; 2007 y publicada previamente en la revisión del consenso SEEN realizado por Ana Zugasti Murillo
                       Cómo varía la dieta en la malabsorción de la fructosa 

 


                  El tratamiento a seguir si padeces malabsorción de la fructosa es una dieta restringida en fructosa. Esta restricción variará en función de cada persona dependiendo de si la malabsorción es total o parcial y, dentro de esto, que grado de intolerancia se padezca.
                 En el caso de que la intolerancia sea total, la persona no podría ingerir ningún alimento que contenga fructosa o sacarosa por lo que, la dieta sería muy parecida al caso de la IHF y, se tendrían que evitar los mismos productos.
                 Por el otro lado, en el caso de que la intolerancia sea parcial, que es lo más habitual, la persona puede consumir ciertos alimentos con un contenido bajo en fructosa o incluso, una cantidad moderada de alimentos con un elevado contenido en fructosa.
                Por tanto, si padecemos esta patología, lo más recomendable es contactar con un dietista que nos asesore para conseguir una dieta lo más variada y agradable posible incluyendo todos los alimentos que puedan ser tolerados por el paciente. En este caso, se debe valorar en qué cantidad y qué alimentos son tolerados por la persona para decidir si es necesaria una suplementación.
               

Valora este artículo del blog:
1
Continuar leyendo
457 Hits
0 Comentarios

Menú móvil

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.