Gastos de envío gratis a partir de 59€ 

0 Total 0,00 €
 x 

El carro está vacío!

En nuestra tienda
plg_search_categories
plg_search_contacts
En nuestra web
plg_search_newsfeeds
En nuestro blog
plg_search_tags

dudas lastablas

Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Especial Dietética

Destacado

SOBREPESO

SOBREPESO

Los términos "sobrepeso" y "obesidad" se refieren a un peso corporal que es mayor de lo que se considera normal o saludable para cierta estatura. El sobrepeso generalmente se debe a la grasa corporal adicional. Sin embargo, el sobrepeso también puede ocurrir debido a exceso de músculo, hueso o agua. Las personas con obesidad generalmente tienen demasiada grasa corporal.Obesidad significa tener mucha grasa corporal. No es lo mismo que sobrepeso, que significa pesar demasiado. Una persona puede tener sobrepeso derivado de músculo, hueso o agua adicional, así como mucha grasa. Pero ambos términos significan que el peso de alguien es mayor del que se considera saludable para su estatura.

El índice de masa corporal (IMC) (en inglés) es una forma de saber si una persona tiene un peso saludable, sobrepeso u obesidad. El IMC es una medida basada en el peso en relación con la estatura. Cuanto mayor sea el IMC, mayor será el riesgo de desarrollar problemas de salud por sobrepeso y obesidad (en inglés).

Alcanzar y mantener un peso saludable puede ser un desafío a largo plazo si una persona tiene sobrepeso u obesidad. Mantener un peso saludable, o al menos no aumentar más de peso si ya tiene sobrepeso, puede ayudarle a disminuir la probabilidad de desarrollar ciertos problemas de salud.

En los Estados Unidos

más de 1 de cada 3 adultos fueron clasificados como individuos con sobrepeso
más de 1 de cada 3 adultos fueron clasificados como individuos con obesidad
más de 2 de cada 3 adultos fueron clasificados como individuos con sobrepeso u obesidad

El riesgo de muchos problemas de salud es mayor para los adultos que tienen grasa corporal en exceso y que encajan dentro de los grupos con sobrepeso.

CAMBIAR EL ESTILO DE VIDA

Un estilo de vida activo y mucho ejercicio,siempre empecemos moderadamente, caminando 1 hora al dia, pero seguido, sin paradas y  junto con una alimentación saludable, es la forma más segura de bajar de peso. La pérdida de peso incluso moderada puede mejorar su salud. Obtenga apoyo de familiares y amigos.

Su objetivo principal debe ser aprender nuevas formas de comer saludable e incorporarlas a su rutina diaria. A muchas personas les resulta difícil cambiar sus hábitos y comportamientos alimentarios. Usted puede haber practicado algunos hábitos durante tanto tiempo que ni siquiera sabe que son malsanos o los practica sin pensar. Usted necesita estar motivado para hacer cambios de estilo de vida. Convierta el cambio de comportamiento en parte de su vida a largo plazo. Sepa que se necesita tiempo para hacer y mantener un cambio en su estilo de vida.

 Tenga en cuenta que si baja su peso de manera lenta y constante, tiene más probabilidad de mantener su peso. El nutricionista puede enseñarle respecto a:

1.Comprar alimentos saludables
2.Cómo leer las etiquetas de información nutricional
3.Refrigerios saludables
4.Tamaños de las porciones
5.Bebidas endulzadas

En nuestra sociedad obsesionada por el aspecto físico, muchas personas piensan que el sobrepeso es un problema estético. Pero, en realidad, el sobrepeso es un problema médico porque puede afectar gravemente la salud de una persona.

La diabetes y la enfermedad cardíaca son problemas de salud que pueden deberse al sobrepeso. El sobrepeso también puede afectar las articulaciones, la respiración, el sueño, el estado de ánimo y los niveles de energía de una persona. Por lo tanto, el sobrepeso puede afectar toda la calidad de vida de una persona.

La obesidad suele ser hereditaria. Algunas personas tienen una tendencia genética a subir de peso con más facilidad que otras. Si bien los genes influyen mucho sobre el tipo y el tamaño del cuerpo, el entorno también desempeña un papel.

En nuestra decada, las personas están subiendo de peso debido a las elecciones de alimentos no saludables (como comidas rápidas) y a los hábitos familiares (como comer frente al televisor en lugar de hacerlo alrededor de una mesa). Las bebidas y los bocadillos con muchas calorías y pocos nutrientes, las raciones más grandes y el estilo de vida sedentario contribuyen a la epidemia de obesidad.

A veces, las personas recurren a la comida por motivos emocionales, como sentirse acongojadas, ansiosas, tristes, estresadas o incluso aburridas. Cuando ocurre esto, con frecuencia comen más de lo necesario.

 

Existen en el mercado, aparte de la ayuda que te podemos dar el personal sanitario, unos coadyuvantes para perder peso. Ejemplo BEACITA 

Medicamento para perder peso, sin receta.

Valora este artículo del blog:
1
Continuar leyendo
113 Hits
0 Comentarios

Intolerancia a la fructosa

Intolerancia a la fructosa

Cada vez se diagnostican más casos en los que los alimentos provocan reacciones adversas en el organismo humano ya sean alergias o intolerancias alimentarias. Las personas que las padecen, como en el caso de la intolerancia a la fructosa, se encuentran ante la incertidumbre de cuál es la alimentación que deben seguir. Para ello, hemos de conocer el componente del alimento que provoca la intolerancia, que alimentos lo contienen y cuál es exactamente nuestra patología. En el siguiente vídeo puedes ver en qué consiste la intolerancia a la fructosa.

Qué es la fructosa

La fructosa es un azúcar simple que se puede encontrar de manera natural en las frutas y que se ingiere principalmente en forma de sacarosa. La sacarosa, más conocida como azúcar común, es una molécula formada por glucosa y fructosa que, al ser ingerida, se separa en el intestino en sus dos moléculas. También hay que conocer que, otra posible fuente de fructosa es el sorbitol, un edulcorante que al ser metabolizado por nuestro organismo puede generar este azúcar.
La fructosa debe ser absorbida por las células intestinales y metabolizada por nuestro organismo para poder ser utilizado. En el momento en el que hay un problema en su absorción o metabolización es cuando surge la intolerancia a la fructosa.

No confundir intolerancia hereditaria a la fructosa y malabsorción de la fructosa

Para poder saber que tratamiento alimentario es necesario seguir ante una intolerancia a la fructosa debemos diferenciar entre dos casos muy distintos: la intolerancia hereditaria a la fructosa (IHF) y la malabsorción de la fructosa.

Qué es la intolerancia hereditaria a la fructosa (IHF)

La IHF es un error genético del metabolismo de la fructosa que se da en 1 de cada 20.000 personas. Debido a este error congénito, cuando las personas que padecen IHF ingieren fructosa, ésta es absorbida por las células intestinales pero el organismo es incapaz de metabolizarla correctamente ya que carece de la enzima fructosa-1-fosfato-aldolasa (aldolasa B).
Esta deficiencia genera que se acumule un producto intermedio de la degradación de la fructosa que es tóxico para el organismo. Los síntomas que suelen presentar son fallo de medro (insuficiente ganancia de peso en niños pequeños), nauseas, vómitos, deshidratación, disfunción hepática, hipoglucemia e ictericia (coloración amarillenta de la piel y mucosas debida a un aumento de la bilirrubina). Estos síntomas suelen iniciarse con la introducción de alimentos con fructosa (fruta, cereales preparados, etc.) en el lactante y pueden mejorar con un diagnóstico temprano y un buen tratamiento dietético.

Por tanto, la IHF es una situación que se mantiene de por vida y que se diagnostica, generalmente, a una edad temprana mediante test bioquímicos y test genéticos. Aun que, en algunas ocasiones, el diagnóstico puede ser más tardío porque los niños adquieren aversión a los productos dulces o que contienen fructosa y no presentan estos síntomas tan marcados.

Qué es la malabsorción a la fructosa

Por otro lado, la malabsorción de la fructosa es una situación mucho más común que puede afectar a más de un 30% de la población. En este caso, las células intestinales no son capaces de absorber de manera total o parcial la fructosa, generando síntomas gastrointestinales como diarreas, dolor abdominal, nauseas o gases. Esta situación, que puede ser irreversible o reversible, se diagnostica mediante un test de hidrógeno espirado.
Por tanto, depende de la patología que se padezca y teniendo en cuenta que la gravedad de sus consecuencias es distinta, el tratamiento dietético de cada una debe ser diferente.

Qué debo comer si padezco IHF

El tratamiento a seguir ante la IHF es una dieta estricta sin fructosa en la que no se consuma más de 1-2 gr. de fructosa al día ya sea en forma de fructosa, sacarosa o sorbitol. Para poder seguir esta dieta correctamente es necesario  conocer que alimentos contienen fructosa y que, por tanto, deben ser evitados. También se deben leer las etiquetas de todos los productos que consumamos, aunque muy pocos alimentos manufacturados pueden consumirse con seguridad teniendo IHF.

La fructosa se encuentra de manera natural en la miel, la fruta (20-40%), las verduras (1-2%) y otros alimentos de origen vegetal. Aun que hay que tener en cuenta que el contenido tanto de fructosa como de sacarosa es variable en las frutas y verduras dependiendo de las condiciones de crecimiento de las plantas. De todas formas la fructosa también se añade como edulcorante en productos dietéticos o para diabéticos y también se usa como excipiente en medicamentos.

Por su parte la sacarosa se encuentra en el azúcar, ya sea blanco o moreno y por tanto, se encuentra en múltiples productos dulces como las galletas, los postres, los cereales de desayuno para niños o los bizcochos. A parte, algunas frutas (1-12%) y verduras (1-6%) lo contienen y también se utiliza para la elaboración de algunos jarabes y medicamentos infantiles.   Por último, el sorbitol se puede encontrar en frutas y verduras pero sobre todo es utilizado como edulcorante en múltiples productos dietéticos.

  PERMITIDOS NO PERMITIDOS
     Azúcares,       edulcorantes               y                                  dulces Jarabe de glucosa, glucosa, maltosa, maltodextrinaEdulcorantes: aspartamo, sacarina, acesulfame K y el ciclamato Fructosa, sacarosa, sorbitol y dulces y edulcorantes que los contengan como caramelos, chocolates, chicles, etc.
       Frutas y frutos Ocasionales: aguacate, pepitas de calabaza o girasol (10  unidades/día), aceitunas maduras (25g/día), jugo de limón  o lima (15 ml/día) Todas las demás (incluso el tomate), incluyendo sus zumos y todos los productos que las contengan.
    Verduras, hortalizas Acelga, brécol fresco, espinacas, patatas vieja, setas (champiñones), escarola y endivias.Consumo limitado: apio, acelgas, berros, berza, brécol congelado, col, coliflor, lechuga, pepino y patata nueva. Todas las demás.
Legumbres Consumo limitado: lentejas, garbanzos, alubias y guisantes (como guarnición). Todas las demás.
Cereales y derivados Harinas y sémolas de trigo, avena, maíz, centeno, fécula de patata, arroz.Pan blanco y pasta.Papilla de cereales sin azúcar añadido. Cereales o harinas integrales y la harina de soja.
       Carnes, pescados y huevos Todos los frescos. Procesados que contengan fructosa, sacarosa o sorbitol
            Leche y derivados Lactancia materna, leche, leche en polvo sin fructosa, nata natural, quesos curados y  frescos y yogur (sin frutas ni sacarosa) Bebida de soja, leche condensada, yogur de frutas, de soja o edulcorado con sacarosa, preparados a base de leche con sacarosa (batidos, helados, etc.)
Aceites y grasas Aceites vegetales, mantequilla y margarina. Aderezos o salsas comerciales con sacarosa y fructosa.
Bebidas Agua, agua mineral, infusiones (manzanilla, tila, menta), cacao y café. Bebidas que contengan fructosa, sacarosa o sorbitol o hechas a base de frutas.
Condimentos y salsas Especias, hierbas aromáticas, mostaza, sal, vinagre y levadura. Aliños comerciales con fructosa o cualquier elemento que la contenga.

Esta dieta contiene fuentes insuficientes de Vitamina C, por lo que se recomienda suplementar con este nutriente. Además, también es recomendable tomar suplementos de Ácido fólico ya que aumenta la actividad de las enzimas glicolíticas, y entre ellas, la fructosa-1-fosfato-aldolasa, lo que permitirá poder consumir una ligera cantidad extra de fructosa sin padecer las consecuencias que antes se comentaban.

Contenido en fructosa de los alimentos

A continuación tienes una tabla con el contenido en fructosa de los alimentos (1g de fructosa/100g de parte comestible)

Muy bajo (1g) Bajo (1-3g) Medio (3-5g) Alto (>5g)
Frutas: aguacate, lima, coco, chufas, albaricoque, papayas

Frutas: ciruelas, grosella roja,mandarina, naranja,

melocotón, melón, nectarina,

pomelo, piña, sandía

Frutas: arándanos, fresa,frambuesa, fresón, granada,

guayaba, grosella, mango,

kiwi, melocotón seco,

membrillo, moras, plátano.

Zumo de naranja, piña

Frutas: albaricoque seco,caquis, cerezas, guindas,

ciruela pasa, chirimoya,

dátiles, higos secos, brevas,

manzana, pera, ciruela, uva

Frutos secos: almendras,avellanas, castañas, piñones,

cacahuetes

     

Verduras: alcachofas, acelga,ajo, batata, boniato,

berenjena, berro, champiñón,

espinacas, guisantes, habas,

garbanzo, lechuga, lenteja,

patata, pepino, setas, maíz,

rábano, remolacha

Verduras: apio, brócoli,calabaza, cebollas, coles,

repollo, coliflor, escarola,

zanahoria, espárragos,

puerros, tomate

   
Farináceos: cereales yproductos derivados del pan      
Lácteos: leche, lechecondensada, queso, requesón      
Proteínas: huevos, carnes ypescados naturales      
Otros: margarina, achicoria,natillas, flan    

Otros: jalea real, miel,mermelada, bebidas

azucaradas, cereales

azucarados o con miel, fruta

en almíbar, chocolate, dulce

de membrillo, alcohol

Adaptada de Oliveira Fuster G. Manual de Nutrición y Dietética. 2.a ed. Madrid: Díaz de Santos; 2007 y publicada previamente en la revisión del consenso SEEN realizado por Ana Zugasti Murillo

Cómo varía la dieta en la malabsorción de la fructosa

El tratamiento a seguir si padeces malabsorción de la fructosa es una dieta restringida en fructosa. Esta restricción variará en función de cada persona dependiendo de si la malabsorción es total o parcial y, dentro de esto, que grado de intolerancia se padezca.

En el caso de que la intolerancia sea total, la persona no podría ingerir ningún alimento que contenga fructosa o sacarosa por lo que, la dieta sería muy parecida al caso de la IHF y, se tendrían que evitar los mismos productos.
Por el otro lado, en el caso de que la intolerancia sea parcial, que es lo más habitual, la persona puede consumir ciertos alimentos con un contenido bajo en fructosa o incluso, una cantidad moderada de alimentos con un elevado contenido en fructosa.
Por tanto, si padecemos esta patología, lo más recomendable es contactar con un dietista que nos asesore para conseguir una dieta lo más variada y agradable posible incluyendo todos los alimentos que puedan ser tolerados por el paciente. En este caso, se debe valorar en qué cantidad y qué alimentos son tolerados por la persona para decidir si es necesaria una suplementación.

Valora este artículo del blog:
2
Continuar leyendo
88 Hits
0 Comentarios
Destacado

INTERACCIONES ALIMENTO-MEDICAMENTO

INTERACCIONES ALIMENTO-MEDICAMENTO

El término interacción se utiliza cuando un medicamento no ejerce el efecto deseado debido a la interferencia de un alimento o de otro medicamento que modifica su eficacia. Los medicamentos y los alimentos pueden influir entre sí tanto de manera positiva, por ejemplo favoreciendo su absorción, como de forma negativa, impidiendo la misma.
Las interacciones son muy variadas y pueden oscilar desde aumentar la toxicidad de un medicamento por ingerirlo con determinados alimentos, hasta anular su efectividad por tomarlo con otros. Por este motivo es de gran importancia que el paciente conozca para qué es y cómo debe tomar sus medicamentos en relación con su alimentación.
Hay que tener en cuenta que las interacciones entre alimentos y medicamentos van en los dos sentidos, es decir, que hay fármacos que pueden impedir la absorción de alguno de los nutrientes de los alimentos. Por ejemplo, el uso continuado de laxantes puede impedir la absorción de las vitaminas liposolubles. El consumo habitual de café o te en grandes cantidades puede impedir la absorción del hierro, tanto proveniente de un alimento, por ejemplo la carne, como de los suplementos de hierro tomados en forma de comprimidos. Otro ejemplo: un alimento muy común para los mediterráneos, el ajo, tomado en grandes cantidades puede potenciar en exceso el efecto de la medicación anticoagulante.
Las interacciones son muy variadas y pueden oscilar desde aumentar la toxicidad de un medicamento por ingerirlo con determinados alimentos, hasta anular su efectividad por tomarlo con otros.


ALGUNAS INTERACCIONES CLÍNICAMENTE RELEVANTES


1.- ALIMENTOS RICOS EN TIRAMINA
La administración conjunta de inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO) como trancilcipromina ymoclobemida con alimentos ricos en tiramina puede causar efectos secundarios. La tiramina al no poder ser metabolizada por la monoaminooxidasa (MAO) del organismo produce vasoconstricción y elevación de la presión arterial. Puede ocasionar una crisis hipertensiva (que cursa con palpitaciones, eritema, cefalea y sudoración), que podría ser grave e incluso provocar la muerte por hemorragia intracraneal. La medida más adecuada es que si se toman IMAO ha de restringirse la ingesta de alimentos ricos en tiramina (quesos curados, alimentos fermentados...)
La isoniacida se comporta como inhibidor débil de la MAO, pero también inhibe la diaminooxidasa que junto a la MAO degrada la histamina. El consumo de alimentos ricos en histamina como atún o algunos quesos (que pueden contener cantidades elevadas de tiramina e histamina) puede ocasionar un cuadro de eritema facial o generalizado y prurito semejante a una reacción alérgica.


2.- ALIMENTOS RICOS EN VITAMINA C
El ácido ascórbico o vitamina C aumenta la absorción y biodisponibilidad de preparados que contienen hierro.
El ácido ascórbico por su carácter reductor favorece el paso de hierro (III) a hierro (II) con mayor capacidad de absorción.


3.- ALIMENTOS RICOS EN VIATAMINA K
El tratamiento con acenocumarol y warfarina por su acción antivitamínica K (hacen que la sangre tarde más tiempo en coagular impidiendo que la vitamina K pueda ser usada por el hígado para formar 4 de los 13 factores de coagulación), se ve influenciado por la riqueza en vitamina K de los alimentos de la dieta.
Así, pacientes que toman una dieta rica en vitamina K requieren dosis más altas de acenocumarol y warfarina para su control. El INR o tiempo de protombina indica la cantidad de anticoagulante que hay que administrar (un INR por encima de límite superior indica riesgo de sangrado y un INR por debajo del límite inferior riesgo de trombo), y su resultado se ve afectado por la interacción entre los anticoagulantes y alimentos ricos en vitamina K
No se aconseja eliminar estos alimentos pues una dieta deficitaria en vitamina K ocasionaría coagulación deficiente y riesgo desangrados y hemorragias. El consejo es avisar al responsable de monitorizar el efecto del anticoagulante que su ingesta en este tipo de alimentos (verduras como espinacas, brócoli, repollo, lechuga romana, endibias, col rizada, remolacha, o espárragos), es significativa y no realizar cambios bruscos en sus hábitos alimentarios.


4.- CAFÉ, TÉ Y BEBIDAS DE COLA
Contienen cafeína (estimulante del Sistema Nervioso Central). Se recomienda evitar o al menos moderar el consumo de estas bebidas si se toman:
a).- Medicamentos que también estimulan el Sistema Nervioso Central, pues su combinación podría ocasionar nerviosismo, irritabilidad, temblor, o incluso arritmias cardíacas.
b).- Medicamentos para el insomnio, pues podría anular su efecto.
c).- Litio, pues la cafeína disminuye el efecto.
d).- Fenilpropanolamina (un antihistamínico presente en antigripales), porque la cafeína potencia su efecto hipertensos y existe riesgo de crisis hipertensivas.
La cafeína puede aumentar la absorción y biodisponibilidad de paracetamol, ácido acetil salicílico yergotamina.
Por otro lado, recordar que la administración simultánea de bifosfonatos junto con el café reduce su biodisponibilidad hasta en un 60%.


5.- LECHE Y DERIVADOS LÁCTEOS
Quinolonas como ciprofloxacino y norfloxacino forman quelatos con el calcio si se administran conjuntamente con lácteos. Se interfiere en su absorción y la biodisponibilidad será mucho menor. Serecomienda no administrar estas quinolonas con derivados lácteos ni ingerir lácteos hasta 2 horas después de la administración del medicamento.
Ocurre lo mismo con las Tetraciclinas. La leche reduce la concentración sérica de tetraciclina y oxitetraciclina en un 50-60 %. Aunque doxiciclina y minociclina interaccionan mucho menos (la biodisponibidad se reduce en tan sólo un 25-30%). Así, se recomienda evitar los lácteos al administrar tetraciclinas. Es preferible la administración del fármaco en ayunas, ya que la quelación puede ser también con otros cationes divalentes distintos del calcio y que se hallen presentes en la comida.


6.- REGALIZ
El regaliz no debe administrarse junto a fármacos digitálicos (digoxina) ni a diuréticos tiazídicos, pues potencia la toxicidad de éstos, debido a la pérdida de potasio. Tampoco junto a laxantes estimulantes porque también se puede potenciar la pérdida de potasio.
Así mismo, su uso es incompatible con tratamientos antihipertensivos y con antiarrítmicos tipoquinidina. Tampoco se debe administrar simultáneamente a corticoides, ya que el regaliza inhibe su degradación, lo que prolonga su vida media y potencia sus efectos secundarios.


7.- SAL Y ALIMENTOS RICOS EN POTASIO
La ingesta de sodio contenido en la sal y los alimentos produce un aumento en la presión arterial sistólica y diastólica (la sal puede disminuir el efecto de los antihipertensivos).
De tal suerte, los hipertensos deben seguir una dieta con poca sal. Además deben evitar medicamentos (como los efervescentes), que habitualmente contienen cantidades elevadas de sodio en su composición.
Por otro lado, el consumo de alimentos con abundante sal puede dar lugar a una disminución del efecto farmacológico e las sales de litio, ya que el sodio facilita la excreción urinaria de las sales de litio. Por ello deben evitarse oscilaciones bruscas en la ingesta de sal una vez establecida la dosis de litio eficaz.
El potasio es fundamental para el buen funcionamiento de las células y órganos, por lo que es importante asegurar un aporte suficiente, pero tampoco excesivo de este mineral. Algunos de los alimentos que contienen más potasio son plátano, melón, kiwi, albaricoque, espinacas, aguacate...
Hay medicamentos que ocasionan hiperpotasemia. Por ello, no es recomendable tomar al mismo tiempo estos medicamentos y grandes cantidades de alimentos ricos en potasio. Los medicamentos con los que se ha de moderar el consumo de alimentos con alto contenido en potasio son: Diuréticos ahorradores de potasio: espironolactona, amilorida, canreonato.
También eplerenona, IECA y ARAII: captopril, enalapril, lisinopril, ramipril, candesartan, irbesartan, losartan, telmisartan, valsartan, que producen hiperpotasemia (especialmente en enfermos renales)


8.- SOJA
Además de oponerse a la reducción de los niveles de estrógenos (ya hemos mencionado el ejemplo del tamoxifeno) Contiene flavonoides como ipriflavona que inhibe las enzimas CYP1A2 y CYP2C9 del citocromo, por lo que puede incrementar los niveles plasmáticos, y por tanto la toxicidad, de sustancias que se metabolizan por dichas isoenzimas.


8.- ZUMO DE POMELO
La administración conjunta de ciertos fármacos con zumo de pomelo provoca un incremento significativo en la concentración plasmática de los mismos. Ello se debe a la inhibición de la isoenzima CYP3A4 del citocromo P450 en la pared intestinal, lo que provoca una disminución de metabolismo de primer paso. Ello se traduce en aumento de la biodisponibilidad y concentraciones plasmáticas más elevadas. Lo que puede ocasionar aumento del efecto farmacológico y/o de toxicidad y frecuencia de efectos secundarios por sobredosificación.

 

 

 

Valora este artículo del blog:
1
Continuar leyendo
376 Hits
0 Comentarios
Destacado

CONOCER

CONOCER

Farmacia Salcedo: la confianza del farmacéutico profesional.

https://www.farmaciasalcedo.es/"

Valora este artículo del blog:
1
Continuar leyendo
76 Hits
0 Comentarios
Destacado

GASES

GASES

El gas en las vías intestinales tiene dos orígenes: El aire que se traga y la descomposición de la comida no digerida por las bacterias en el intestino grueso. Ciertos alimentos pueden causar gases. Las comidas que producen gases en una persona pueden no causarlos en otra.  Los gases son un problema muy frecuente, que afecta a buena parte de la población y que, a priori, tiene difícil solución más allá de la medicación en los casos más severos y de seguir una serie de pautas dietéticas y de estilo de vida que pueden mejorar los síntomas.

Cuando hablamos de gases en el aparato digestivo, podemos englobar tres síntomas principales: “los eructos excesivos, la distensión abdominal y el exceso de flatulencia a nivel rectal”

Todas las personas tienen gases. La mayoría de las personas expulsa gases.

Los gases eliminados por la boca se llaman eructos.

La eliminación a través del recto se llama flatulencia. La mayoría de las veces el gas no tiene olor. El olor proviene de las bacterias en el intestino grueso que liberan pequeñas cantidades de gases que contienen sulfuro.

Los gases intestinales se producen en el intestino delgado y su aparición se debe a diferentes y variadas causas:

1.El aire que tragamos de forma inconsciente, por ejemplo, cuando bebemos algún líquido con pajita o directamente de una botella.
2.Lo que comemos y la manera en qué lo comemos ( p.e. las bebidas carbonatadas).
3.Los gases que se producen durante la fermentación de los alimentos en el colon, sobre todo cuando estos tienen un alto contenido en fibra.
4.La circulación de determinados gases desde nuestra sangre al intestino.
5.El uso de medicamentos que alteran la flora intestinal.

Los alimentos que provocan más gases.

BROCOLI-COLIFLOR Las crucíferas contienen refinosa, un azúcar que no se digiere hasta que llega a las bacterias intestinales, cosa que hincha el abdomen. Si a ello añadimos que tienen una gran cantidad de fibra, principal responsable de la inflamación, entenderemos que muchas personas presenten una especial sensibilidad a estos alimentos.

ALCACHOFA-CEBOLLA-PERA contiene cantidades muy elevadas de fructosa, que puede favorecer la formación de gases y que también se encuentra en el trigo y derivados.“Es una de las intolerancias más comunes, que mucha gente padece sin sospecharlo siquiera”. Uno de los síntomas son los gases frecuentes, que no producen mal olor, así como molestias abdominales que en muchas ocasiones se presentan de forma prácticamente aislada y no van acompañadas de náuseas o diarreas.

GUISANTE-AVENA-ZANAHORIA alto contenido en fibra soluble. Es un tipo de fibra que absorbe mucha agua, aumenta de tamaño y ralentiza el tránsito intestinal, de manera que nuestro organismo tiene más tiempo de absorber nutrientes, al tiempo que reduce los picos de insulina.

PRODUCTO QUE TE AYUDAN A ELIMINAR LOS GASES 

Aero-red pertenece al grupo de medicamentos que actúa en el intestino destruyendo las burbujas de gas, facilitando su eliminación y aliviando las molestias que ocasiona.

Está indicado para el alivio sintomático de los gases en adultos.

Aquilea gases es un tratamiento que te ayudará a acabar con los gases.

 

 

 

Valora este artículo del blog:
1
Continuar leyendo
131 Hits
0 Comentarios

Menú móvil

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.