Haga una pregunta sobre este producto

RHINOMER BABAY FUERZA 0 20% GRATIS 135ML

Disponibilidad: En Stock

8,00 €
1,39 €
135 ML en vez de 115 ml

Rhinomer Baby
PARA UNA NEBULIZACIÓN MUY SUAVE
Dispone de un aplicador con tope de seguridad para que no haya riesgo de dañar la delicada nariz de tu bebé. Además, tiene un envase innovador, sin gas propenlente y sin conservantes, para que el agua de mar conserve toda su naturalidad y se mantenga a temperatura ambiente.

Spray con suave aplicador.
Más seguro gracias a su
Tope de seguridad.

 

Limpia, ayuda en caso de congestión nasal e hidrata de forma natural”
Composición
100% agua de mar isotónica y estéril para la limpieza de las fosas nasales. Ayuda en caso de congestión nasal.

Las fosas nasales
Las fosas nasales tienen una función esencial como filtro protector. Cada día inspiramos por la nariz unos 10.000 litros de aire. Pero no es aire puro. Contiene polvo, alérgenos, bacterias, virus, humo, etc. Todas estas impurezas pueden producir irritaciones nasales o procesos como resfriados, alergias, rinosinusitis, etc., tanto en el bebé como en el adulto.

Estos cuadros suelen cursar con un aumento de secreción de mucosidades y, en muchos casos, congestión, obstrucción nasal y sensación de malestar. Mantener las fosas nasales limpias y en buenas condiciones mediante la realización regular de lavados nasales con agua de mar ayuda a prevenir y mantener su buen funcionamiento.

Rhinomer: una solución natural
Rhinomer es agua de mar estéril que limpia, ayuda en caso de congestión e hidrata las fosas nasales. Tras su obtención en el mar, se reduce su contenido en sal para una buena tolerancia por la mucosa nasal, pero preservando todos los minerales y oligoelementos del agua de mar (potasio, calcio, magnesio, etc.) que tan beneficiosos son para el buen funcionamiento de las fosas nasales.

El envase de Rhinomer
Rhinomer se presenta en un envase innovador que no precisa un gas propelente ni el uso de conservantes, lo que permite que el agua de mar se conserve de forma totalmente estéril y natural.

El frasco puede usarse en cualquier posición y su aplicador nasal está diseñado para que se adapte perfectamente a la forma del orificio nasal.

Indicaciones
Por su acción mecánica de lavado y arrastre de la mucosidad, Rhinomer está indicado en:

Limpieza diaria de las fosas nasales para mantener su buen funcionamiento.
impieza y ayuda de forma natural en caso de congestión nasal (por ejemplo por un resfriado, alergia nasal, exposición a ambientes polvorientos, o en el pre y postoperatorio de cirugía nasal).
El uso de Rhinomer ayuda a prevenir el riesgo de complicaciones otorrinolaringológicas.
Humidificación de las fosas nasales en caso de sequedad nasal (por ejemplo al estar expuesto a ambientes muy secos).
Existen 4 presentaciones de Rhinomer para adaptarse perfectamente a cada necesidad. Se diferencian por la fuerza con que sale el agua de mar y, por lo tanto en la intensidad del lavado nasal.

Rhinomer Baby Fuerza O (fuerza extra suave):


Indicado en bebés desde el primer día.

Con aplicador extra suave, especialmente diseñado para bebés desde el primer día. Indicado en caso de congestión y también para la limpieza nasal diaria. Protege frente al resfriado, rinofaringitis, otitis y otras infecciones.

Rhinomer Fuerza I (fuerza suave):
El agua de mar sale nebulizada permitiendo una limpieza suave pero efectiva de las fosas nasales. Al ser un nebulizador, también está indicado para la humidificación de las fosas nasales del adulto en caso de sequedad nasal. Protege y previene del riesgo de complicaciones otorrinolaringológicas. Indicado en adultos y niños a partir de I año.

Rhinomer Fuerza 2 (fuerza media):
El agua de mar sale con una fuerza media, permitiendo una eficaz acción de lavado y arrastre. Protege y previene del riesgo de complicaciones otorrinolaringológicas. Indicado en adultos y niños a partir de 2 años.

Rhinomer Fuerza 3 (fuerte):
El agua de mar sale con fuerza intensa para cuando se desee una limpieza a fondo de las fosas nasales o cuando existan costras.

Indicado en adultos y niños a partir de 6 años.

Posología
Rhinomer puede utilizarse con la frecuencia y durante el tiempo que sea necesario.

La pauta de uso habitual es de 4 aplicaciones diarias en cada orificio nasal.

Modo de empleo
Encajar el aplicador nasal en la botella mediante una suave presión. Tener la precaución de dirigir la punta del aplicador nasal en dirección opuesta a uno mismo para evitar mojarse. Si el aplicador nasal se obstruye, sacarlo y limpiarlo bajo un chorro de agua caliente.

Adultos y niños
Sobre el lavabo, inclinar la cabeza hacia un lado y aplicar el producto en el orificio nasal superior como indica la figura. Repetir la operación en el otro orificio, girando la cabeza hacia el lado contrario. Dejar que el líquido actúe unos segundos y con un pañuelo acabar de limpiar o sonarse. Repetir la operación si es necesario.

Modo de empleo

Por razones de higiene, después de usar Rhinomer, el aplicador nasal debe lavarse bajo un chorro de agua caliente y secarse con un pañuelo limpio.

Embarazo y lactancia


Rhinomer puede utilizarse durante el embarazo y la lactancia.

Precauciones


No hay unas precauciones especiales a tener en cuenta si se utiliza Rhinomer correctamente y para las indicaciones mencionadas. No obstante, consulte a su médico antes de utilizarlo tras una operación de nariz o cuando haya herida.

Mantener Rhinomer fuera del alcance de los niños. No usar Rhinomer una vez sobrepasada la fecha de caducidad indicada en el frasco. Desechar el envase si se observa rotura o desperfecto del mismo. Para conservar Rhinomer en condiciones óptimas mantener a una temperatura entre 0 0 y 35 0 C.

 

 

Comentarios

Aún no hay comentarios para este producto.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.