Gastos de envío gratis a partir de 59€ 

0 Total 0,00 €
 x 

El carro está vacío!

En nuestra tienda
plg_search_categories
plg_search_contacts
En nuestra web
plg_search_newsfeeds
En nuestro blog
plg_search_tags

dudas lastablas

Buscador por marcas

Fabricante
Limpiar todo

Gastos de envío

envio gratis las tablas

ANTHELIOS BABY DERMO-PEDIATRICS SPF 50+ LECHE BEBE

Disponibilidad: En Stock

15,50 €
18,90 €
2,69 €
ANTHELIOS BABY 50+

Piel sensible o con tendencia atópica de bebés y niños pequeños menores de 3 años.
Rostro y cuerpo. Exposición indirecta al sol. A partir de 6 meses.
Protección UVB Óptima SPF50+ y protección UVA más estricta a la recomendación europea (sobre productos solares) gracias a su sistema filtrante patentado y fotoestable.
Fórmula específica para la piel del bebé: elaborada con la dosis exacta justa de ingredientes seleccionados por su inocuidad. Enriquecida con Manteca de Karité de origen natural para hidratar, calmar y reforzar la barrera cutánea.  BABY DERMO-PEDIATRICS SPF 50+ LECHE BEBE

Exposición indirecta.  Muy alta protección rostro y cuerpo del bebé.Crema solar para bebés y niños especialmente formulada para la piel sensible o con tendencia atópica. Sin perfume. Sin parabenes. Crema solar para bebés y niños especialmente formulada para la piel sensible o con tendencia atópica. Sin perfume. Sin parabenes. Textura suave, aterciopelada y agradable. Hipoalergénica  Testada bajo control dermatológico y pediátrico.

 Los pediatras y dermatólogos recomiendan no exponer directamente al sol a bebés menores de 3 años. Incluso a la sombra, aconsejan una protección óptima (sombrero, camiseta, gafas de sol, crema solar de muy alta protección) para preservar la piel sensible y frágil de los rayos UV indirectos.

Precauciones: No exponer a los bebés y niños pequeños directamente al sol.  Protegerlos con un sombrero, gafas de sol y camiseta. La sobre exposición, incluso indirecta, al sol es peligrosa. Un producto solar nunca protege al 100%. Aplicar el producto justo antes de salir en las zonas descubiertas de tu hijo. Renovar frecuente y generosamente la aplicación para mantener la protección (sobre todo, cuando se suda en caso de transpiración). Evitar el contacto contorno de con los ojos. En caso de contacto con los ojos, aclararlos inmediata y abundantemente. Evitar el contacto con textiles. Conservar fuera del alcance de los niños.

COMPOSITION - FIL Code : C168811/1 AQUA / WATER GLYCERIN C12-15 ALKYL BENZOATE CAPRYLIC/CAPRIC TRIGLYCERIDE ETHYLHEXYL SALICYLATE BIS-ETHYLHEXYLOXYPHENOL METHOXYPHENYL TRIAZINE ALCOHOL DENAT. TITANIUM DIOXIDE BUTYL METHOXYDIBENZOYLMETHANE
DROMETRIZOLE TRISILOXANE STYRENE/ACRYLATES COPOLYMER DIMETHICONE ZEA MAYS STARCH / CORN STARCH PROPYLENE GLYCOL SYNTHETIC WAX
DIETHYLHEXYL BUTAMIDO TRIAZONE  

Los niños menores de 3 años no deben exponerse al sol directamente. Durante la infancia la piel es más receptiva a la radiación ultravioleta. El "capital solar" se consume rápidamente durante la niñez. Las quemaduras solares en los niños se deben evitar por completo. El consejo de un dermatólogo para minimizar el riesgo. Basado en tu experiencia, ¿los padres están lo suficientemente atentos a los peligros del sol? Hoy en día hay una gran cobertura mediática sobre los peligros del sol y está empezando a aumentar la conciencia sobre ello. No obstante, al final del verano, normalmente veo los restos de las quemaduras solares en las caras de los niños y en los hombros. No siempre es el resultado de una exposición al sol sin cabeza en la playa sino las consecuencias de la exposición mientras se practica deporte (ciclismo, tenis), una situación en la que los padres normalmente no son tan cuidadosos.

¿Qué información les das a los padres sobre la prevención del sol? Les explico que la piel de los niños es extremadamente vulnerable al sol. Cuanta más clara sea su tez (pelirrojos y rubios), más grande será el daño. La protección debe ser la misma, por tanto, tanto en verano incluso con el cielo nublado o cuando los niños se mueven alrededor. Las horas en las que el sol está más alto en el cielo son particularmente peligrosas. Es durante la edad adulta cuando los niños sufrirán las consecuencias de una exposición desprotegida.

¿Qué consejos puedes darles? Los niños menores de 3 años no deben exponerse al sol directamente. Recomiendo gafas anti-UV, un sombrero de ala ancha, una camiseta y protección solar alta en la piel expuesta. Este producto tiene que ser efectivo contra la radiación UVB y UVA, aplicarlo en cantidades suficientes y repetir su aplicación cada dos horas. Debes hacer que los niños beban a menudo si hace calor. Y evitar el sol entre las 11:00 y las 16:00.

 

Comentarios

Aún no hay comentarios para este producto.

Menú móvil

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.